Visitantes

sábado, 24 de mayo de 2014

Juego de dioses

Los vecinos envidiaban la ornamentación floral de la que el exuberante jardín de Cliff hacía gala. La mayoría se había resignado a no conocer el secreto, que con tanto celo guardaba su dueño, sobre su abono. Por eso quedaron impactados al escucharlo declarar jocoso a la prensa: "Será la primera vez que un asesinato logre que un escalofrío recorra mi cuerpo" Tras esas premonitorias palabras,  la silla eléctrica fue accionada.