Visitantes

lunes, 8 de noviembre de 2010




CLAUSTROFOBIA


El relato sufría taquicardias, encerrado en sólo diez palabras.








DESPIDO IMPROCEDENTE


La crisis despidió al piloto, en pleno vuelo.

34 comentarios:

AGUS dijo...

De la misma manera el micro, perdido en la novela, sufriría de agorafobía, ¿No?. Ves Maite, hiciste dos pulgas en una. De la misma manera, en el segundo asoma de soslayo la figura del piloto automático. Así que tiene su miga. Enhorabuena.

Un abrazo.

Maite dijo...

Agus: eso eres tú, que sacas agua en el desierto :-D El segundo, más que el piloto automático, es que imagínate las caras de los pasajeros en pleno vuelo cuando el piloto sale de la cabina y dice "lo siento, pero me han despedido" :-s
Un abrazo

Daniel Sánchez dijo...

Muy muy bueno, el segundo.

Por cierto, sigues sin entender mi microrrelato eh. voy a dar alguna pista más.

Maite dijo...

Daniel: a mi también me encanta el segundo (tendré que hacerme mirar este sentido del humor tan macabro) Además quiero hacer un homenaje a todos esos que a causa de la crisis, a pesar de su "imprescindibilidad" se han quedado sin sus puestos de trabajo.

Sobre tu micro, da más pistas ya!! que me tienes intrigadísima :-D

Un abrazo

Torcuato dijo...

Esta vez me quedo con...los dos. Son buenos, buenos.
Un beso.

Lola Sanabria dijo...

Fantásticos los dos. Mi enhorabuena.

Par de besos.

Víctor dijo...

La idea del primero es muy buena, aunque creo que la descubres demasiado rápido. Quizás dejando la información relevante al final... Un abrazo.

Anita Dinamita dijo...

Maite, esta mañana el error 503 eliminó mi comentario.
El primero, aunque tenga taquicardias no le falta una sola palabra.

Y sobre el segundo... a partir de ahora volaré en compañías de solvencia reconocida :)
Muy buenos Maite
Abrazos

woody dijo...

Maite: lo del humor macabro (inteligente, añadiría yo) es un punto a tu favor... ;)
¿Por qué será que a mí también me gusta más el segundo?
Abrazos

Maite dijo...

Torcuato: pues me alegra mucho tu...bielección. Un beso.



Lola: par de besos recibidos, y van otros dos para allí por vía...terrestre, no vaya a ser que la aérea falle.


Víctor: pues al primero bien podría dársele la vuelta, la verdad, aunque yo creo que la solución final se ve más clara en las diez palabras.


Anita: que no me entere yo que el 503 no deja la huella en mi casa, que si faltas tú es como si alguien hubiera detenido el tiempo!
Me he reído mucho hoy con tus comentarios en el micro de Daniel Sánchez Bonet, nos lo ha puesto difícil hoy ¿eh? Un beso


Woody: jejeje, va a ser que tenemos un puntito de malos ;-)
Un abrazo grande

Adivín Serafín dijo...

Hola Maite. Me han gustado los dos.

Blogsaludos

Jesus Esnaola dijo...

Están bien los dos, pero tampoco seré muy entusiasta, Maite. Sabes que estas distancias tan cortas me dejan un poco frío. Cuestión de gustos.

Un abrazo.

Stewart dijo...

Un autentico thriller psicológico en 10 palabras el primero, muy bueno, Maite.

Una semilla de terror divertido, el segundo, los dos me han gustado.

Un saludito!!!!

Maite dijo...

Adivín: gracias por venir. Un beso


Jesus: tú lo has dicho, cuestión de gustos. Además, con la excelente calidad de tu prosa, es lógico que prefieras textos más extensos.
Yo, te confieso, disfruto reduciendo los textos a la mínima expresión.


Stewart: me ha hecho mucha gracia tu visión de los micros. Un fuerte abrazo.

Alberto Flecha dijo...

Me gustaron, Maite. Al segundo quizás se le ve venir, pero está muy bien. El juego del segundo, genial.
Un abrazo.

Maite dijo...

Alberto: gracias por tu comentario, tu nano de hoy ha estado ¡genial! ¿eh? ;-)
Supongo que cuando dices que al segundo se le ve venir, en realidad te refieres al primero, aunque en 8 palabras que forman el cuerpo, es difícil que no se le vea venir ;-)
Un abrazo

enmalestado dijo...

Me encanta el del micro con claustrofobia!

Lorena dijo...

Aunque cada nanorrelato tiene valor por sí mismo, al aparecer los dos juntos me sugieren la idea de que deben leerse juntos o conversar entre ellos. Entonces pienso que el primer nanorrelato parece la presentación del segundo, o un momento previo, es decir, el relato que sufría un ataque de ansiedad finalmente pudo salir a la luz. Y el dilema del piloto, que es despedido pero no se puede ir del avión (donde podría presenciar su propia tragedia y no podría hacer nada al respecto) sería como un encierro obligado, que recuerda el encierro que padecía el relato al principio. ¿El primer nanorrelato ya sufría el encierro del piloto?
Espero que mi comentario no suene a interpretación, saludos.

Maite dijo...

enmalestado: pues si te has fijado en el primer comentario, la agorafobia de agus, lo complementa de una manera genial.



Lorena: me ha parecido interesantísimo este análisis tuyo, no los escribí en el mismo momento, y el segundo tuvo su inspiración en el despido improcedente que la semana pasada sufrió un amigo mío, pero ese denominador común que propones en tu comentario es bastante acertado, a fin de cuentas, los dos se encuentran encerrados y con miedo por el peligro que pueden correr. Tu comentario puede sonar a interpretación o como él quiera, que para eso son los comentarios, y más cuando son tan acertados ;-)
Un fuerte abrazo, Lorena

Bicefalepena dijo...

Me encantan los dos y ese peligro de muerte como hilo conductor conductor: para el relato y para los viajeros...
Un abrazo

Maite dijo...

Bicefalepena: me gusta este nuevo giro que le habéis dado a los nanos, además, tú apuntas hacia un hilo "conductor", como el piloto :-p
Un abrazo

arteangel dijo...

Muy buenos los dos. Me gusta ese aire sorpresivo que sueles dar a los relatos.
Por cierto, el piloto tiene chungo el acto de conciliación . ¿O no?
Besos.

Ángeles Sánchez dijo...

Esto de los nanorrelatos me parece muy complicado, y la verdad, el lograr que el lector imagine una historia (breve) en una frase es un gran logro, Maite. El primero, me resulta especialmente bueno.

Abrazos

Maite dijo...

Angel: qué gusto verte por aquí! :-D El piloto tiene muuuuuy chungo lo de la conciliación, porque supongo que una vez despedido pierde los derecho adquiridos (lease: uso del paracaidas)
Besos


Angeles: lo complicado es dejar volar la imaginación, el resto, viene sólo, y más cuando un texto tiene el lujo de tener grandes y sabios lectores ;-) Un abrazo

Elèna Casero dijo...

Me gustan mucho los dos, especialmente el segundo.

Un abrazo

Alberto Otaduy dijo...

muy buenos , me gustan los dos. El segundo va a ser habitual en estos días.
El primero, no son sólo nueve palabras??

besos
alber

Maite dijo...

Elèna: con tu comentario queda claro que hay gustos para todos. Algunos se han quedado con los dos (evitando tener que elegir), otros con el primero y otros cuantos con el segundo. Es por eso que me gusta dejar dos nanos, es como hace la prueba con la Coca-Cola y la Pepsi ;-)



Alber: el segundo cada vez se está viendo más en todos los ámbitos, ya no sólo en las fábricas. Lo que espero es que no pongan en peligro a tanta gente como el quedarse un avión sin piloto, claro que...estos señores que se quedan desempleados, muchos tienen detrás una familia ¿no?
Sobre el primero, tiene 10 palabras, porque en los nanos (tienen entre 1 y 10 palabras máximo) el título también se cuenta.
Un beso, Alber

Kum* dijo...

Mis respetos, Maite. Yo tengo un serio problema con la contención. A mis relatos les salen ramas que podo y vuelven a brotar. Cuando veo una historia condensada de esa manera... no doy crédito. Alucino.

Me fascinaron los dos. Tal vez más el primero. Por... todo.

Felicidades y un nanobeso

Maite dijo...

Kum*: pues a mi me gustan tus jardines llenos de ramas ;-) Gracias por tu aporte y un hiperbeso

R.A. dijo...

Se te da de miedo Maite la hiperbrevedad.


Un abrazo!

Maite dijo...

Rosana: qué gusto verte por aquí. Hago una lectura positiva de tu comentario, que no quiero yo asustar a nadie!! ;-) es bromita. Gracias por tan reconfortante comentario. Un abrazo.

Sibreve dijo...

Maite, entro en tu blog una vez por semana. Y cada semana salgo más y más boquiabierto.
Buenísimo estos y más.
Saludos.

Maite dijo...

Sibreve: me alegra que practiques con regularidad tu lectura semanal del blog, espero que se onvierta en una sana costumbre!!
Un fortísimo abrazo, agradezco mucho tu comentario y tus visitas.

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea