Visitantes

viernes, 7 de enero de 2011

NOCHEVIEJA

Le veo caminar cojeando, cruzando el río, atravesando el puente. Su silueta muestra un cuerpo curvado en elipse, apoyado en su bastón de alabastro, con su traje impecable, sus botas de invierno y en su cabeza, el sombrero de copa envolviendo el cabello. La barba poblada, blanca, como la nieve que cubre aceras y decora tejados, habla por sí sola de la experiencia, de este tiempo vivido que ha sido un obsequio. Y al andar va haciendo balance de lo bueno y lo malo, mientras la luz de la luna ilumina una tez agrietada por las muecas de tantas risas vertidas, la misma piel erosionada por vivencias acompañadas de lágrimas. Lo veo apoyado en el pretil, elevando su brazo, diciéndome adiós con la mano. No trasluce tristeza. Suenan las doce en el campanario, y por el puente se acerca corriendo un pequeño. Se oyen los gritos de júbilo, los fuegos artificiales abriéndose paso en el cielo, y los vítores del pueblo celebrando que por fin llega el año nuevo.

21 comentarios:

CYBRGHOST dijo...

Bonita imagen, magistralmente expresada.

AGUS dijo...

Magnífica metáfora del año que se va y del año que llega. Es un placer leer textos tan bien - repito tan bien - escritos. Este micro me deja una serie de dudas muy inquietantes. ¿Dónde va ese año?. ¿Existe un cementerio de años? ¿Qué se lleva consigo?. Excelente, Maite. últimamente estás que te sales.

Abrazos.

Un tipo dijo...

¿Y luego caen las aves? Ah, no pude evitar recordarlo porque lo leí hace unas horas.

Me gustó como fue abordando sutilmente el tema.
Y sí, la imagen, muy bonita.


Un abrazo nuevo.

No Comments dijo...

Fantástica manera de contar que un año se va y otro viene. A pesar del título, hasta el final no caí en la metáfora.

Como dice Agus, últimamente te sales, de lo mejor que estoy leyendo.

Un saludo indio

Iván Teruel dijo...

Amén a todo lo que te han dicho ya. Resalto, a mí, que me gusta lo lírico, esa "tez agrietada por las muecas de tantas risas vertidas". Fantástica imagen. Y fantástica metáfora de conjunto. Enhorabuena Maite.

Abrazos.

Maite dijo...

Cybrghost: una representación de un momento que se repite como un bucle en nuestras vidas. Abrazos.


Agus: ¿me ves colorada? ¿no? bueno, pues te aseguro que lo estoy. Esas dudas también se me plantearon a mi, y creo que podría haber un "después de" muy imaginativo ¿te atreves a crearlo? ;)


Un tipo: curioso, curioso, mira que creo que este micro tuvo mucho que ver con esa noticia, yo también la vi y después me surgieron las dudas, y después de esto...las ideas ;) Abrazos compenetrados, Edgar.


No comments: David, quise que el título no revelara mucho, pero sí que tras llegar al final y volver a él, al lector no le quedara duda de la ficción que se trataba. Abrazos y gracias por los halagos de mi laureado compañero de escrituras ;)


Iván Teruel: un honor recibir estas palabras. Sé que te debo una respuesta ;) Abrazos!!

Patricia dijo...

Bellísimo, dueño de un lirismo que no distrae ni entorpece la narración. Precioso Maite, un beso

Su dijo...

Buena transición.

Feliz año Maite.

Lola Sanabria dijo...

Buenísima salida de año, Maite. Un lujazo de relato.

Abrazos a pares y nones.

Maite dijo...

Patricia: gracias por tu comentario. Un beso.


Su: es una pequeña reflexión sobre la humanización del tiempo. Es una manera de ver que no sólo cada año, si no cada día es una nueva oportunidad, una manera de vivir una nueva vida (si quieres).


Lola Sanabria: gracias Loles ;) abrazos a compartir también para ti.

Stewart dijo...

Muy bueno Maite, me ha transportado (no se porqué) a la Inglaterra de Dickens, (llamame raro) Creo que el viejo año iba acompañado por una espesa neblina.

Hermosa imagen, abrazos cuánticos!!!

Bicefalepena dijo...

Bienvenido sea.
Solamente pensar todas las cosas que pueden llegar a suceder...
¡Qué alegría!

Un abrazo esperanzado

Ángeles Sánchez dijo...

Me gustó mucho el relato Maite, bien narrado.

Besos

Maite dijo...

Stewart: no puedo llamarte raro, porque me faltó la neblina, pero la imagen era muy similar a la tuya ;) Abrazos


Bicefalepena: efectivamente, todo un reto ¿no crees? ;)


Angeles: gracias!! Me alegra mucho ver que te ha gustado. Besos

Claudia Sánchez dijo...

Es una postal Maite! Hay un lirismo en esa transición de la muerte a la vida que transmite esperanza.
Bello relato!
Abrazos,

Alberto Otaduy dijo...

que descriptivo!! me gustan tez agrietada por las muecas de tantas risas vertidas....

Anita Dinamita dijo...

Me encanta Maite, pero ¿cómo? ¿no sabéis donde van los años que terminan? yo si!!!
Abrazos

Maite dijo...

Claudia: es un micro lleno de esperanza, las nuevas oportunidades siempre lo son ;)


Alberto Otaduy: Alber, me alegra que te hayan gustado las descripciones, creo que este micro tiene mucho que ver con lo que tú trasmites, nuevas formas de ver la vida, momentos de esperanza y clicks que hacen que las cosas sean diferentes. Un beso.

Maite dijo...

Anita: tengo una ligera sospecha, pero no lo se a ciencia cierta, creo que tú tienes alguna pista ;)

Torcuato dijo...

Me encanto lo de la barba poblando aceras y tejados. Una muy original forma de describir al año viejo en este micro.
Besos, Maite.

Maite dijo...

Torcuato: tiene que haber algún sitio donde se guarde todo lo vivido, como un gran servidor donde se queda grabada esa información, no estaría mal ¿no? Besos