Visitantes

lunes, 10 de enero de 2011

SUSPECT

Se reunían cada miércoles cerca del cementerio. Tomaban unos tragos, hablaban de las cosas de la vida, de las visitas realizadas a sus seres queridos y de los planes que para ellos tenían. Hacía poco tiempo que "el nuevo" se había asociado con ellos, era un chaval despierto, de vivarachos ojos azules y mente ágil, demasiado vivo, decían algunos. El miércoles siguiente, "el nuevo" anunció su decisión de abandonar el grupo, cuando le preguntaron porqué, respondió que él ya tenía sus propios fantasmas.

20 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Muy bueno. Estaba dudando si eran personas o zombies o algo así cuando, vas y me dices la última frase. Está claro que yo sí que estaba viendo fantasmas, no me extraña que se haya ido.

Bicefalepena dijo...

Interesante. No se puede cargar con los fantasmas de los demás.

Un abrazo etereo

Patricia dijo...

Precioso micro, no sólo cargamos nuestros propios fantasmas sino que a ellos debemos sumarle el fantasma de nosotros mismos. Una vez más la literatura fantástica habla de la realidad por las claras.

Un beso

Anita Dinamita dijo...

Muy muy bien Maite, no sé si mi interpretación del micro es la misma que la de las demás personas, pero no me importa, me gusta, me gusta mucho. El nuevo se equivocó de lugar, y yo me pregunto después de esto ¿tendrán los fantasmas fantasmas a su vez?
Un abrazo

Torcuato dijo...

No lo pillaba. Después de leer los comentarios, ya le saco la interpretación.
¿Por qué el título en inglés?
Un beso, Maite.

AGUS dijo...

Es un micro que aúna ambas dimensiones hasta confundirlas. Exigente con el lector, pero abierto a distintas interpretaciones. Realizas juegos malabares en una línea muy difusa que a menudo es la misma. Me encantó.

Abrazos.

Maite dijo...

Luisa Hurtado: jejeje, yo también habría salido por patas de allí, que también tengo mis propios miedos y fantasmas, como para aguantar los de otros cuando estás tomándote tranquilamente un cubatita en el bar ;) Besos.


Bicefalepena: así es, bastante mochila lleva uno mismo ¿no? aunque no se qué diría alegría de esto ;) Abrazos


Patricia: al parecer están por todas partes :O Besos


Anita: muy buena pregunta, ¿estarán tal vez en el cementerio de los años? ;) tú tienes la respuesta


Torcuato: este micro era de los complicadillos, aunque Luisa ha sido la primera y ha dado en el clavo ;) pero cada uno puede hacer su propia interpretación, por supuesto. Para mí, la clave está en la palabra cementerio, en que "el nuevo" estaba demasiado vivo y en la última frase, donde se da la pista definitiva. El título en inglés, sinceramente, ni idea, supongo que será el subconsciente, estuba viendo una serie en inglés con subtítulos en castellano :s Besos


Agus: gracias por tu análisis, completísimo, por cierto. Me alegra que te haya gustado, como le explicaba a Torcuato, creo que he andado como una funambulista por la fina línea entre el más acá y el más allá, pero consideraba que había pistas suficientes para el entendimiento. Besos.

Antonio M. dijo...

"hablaban de las cosas de la vida" jejeje.
Me gustó eso, Maite, por sus múltiples interpretaciones ;-)

Lola Sanabria dijo...

Muy vivo ese nuevo para andar con fantasmas.

Me gustó mucho.

Besos volados.

No Comments dijo...

Llegué tarde y leí también las explicaciones, aún con todo es muy buen micro, donde la frase final me dio una pista.

Enhorabuena por la publicación de tu relato en la revista.

Un saludo indio

manuespada dijo...

Por un momento he llegado a imagnar una escena cotidiana (tipo partida de mus) entre fatasmas. Me imagino que los fantasmas de los cementerios españoles no andarán muy lejos de la imagen que recreas tan estupendamente, por cierto.

CYBRGHOST dijo...

Yo sigo son tener calro si los fantasmas eran los que estban o el que llegó, pero aún así tiene mucha "vidilla". Me gustó mucho.

Maite dijo...

Antonio M: ya ves, yo creo que hablaban de ello porque lo echaban de menos ;) Abrazos


Lola Sanabria: ahí le has dao ;) yo creo que estaba muy vivo, más que era muy vivo. Besitos.


No comments: ese "aún con todo" me ha despistado, no se si te ha gustado o no, espero que sea que si ;) Abrazos indios


manuespada: así me los imaginaba yo, reunidos en el bar, hablando de sus cosas, a fin de cuentas, que importa un poco más acá o un poco más allá ;) Gracias por venir y comentar Manu.


Cybrghost: pues el que era muy vivo era "el nuevo" así que me temo que este era de carne y hueso, aunque tenía sus propios fantasmas, es decir, sus propios miedos. Abrazos nocturnos.

Un tipo dijo...

"Demasiado vivo, decían algunos".
Me encanta.


Ahora los vivos andamos en esos mundos, haha.
Un saludo, Maite.

Maite dijo...

Un tipo: los hay algunos vivos, vivos ;) Veo que has captado el "guiño" que metí en el texto. Un abrazo.

woody dijo...

Me recuerda a esa obra de Gala (¿Los buenos días perdidos?), sólo que ahí eran los vivos los que se reunían en el cementerio.
me ha encantado

Claudia Sánchez dijo...

Está genial Maite! Tanto puede estar hablando de vivos, como de muertos, como de fantasmas, que son muertos vivos... y algunos vivos muertos también.
Besos,

Maite dijo...

woody: no conozco esa obra, pero la investigaré. Gracias por pasarte!!


Claudia Sánchez: la literatura es magia y por tanto se puede acoplar a la imaginación de quien lo esté leyendo en ese momento. Es un poco como el test de rochard ;) Besos

David Figueroa dijo...

Jajaja, qué buena frase final!
Me gustó mucho, Maite.
Besos.

Maite dijo...

David Figueroa: y el que no los tenga, que tire la primera piedra ;)