Visitantes

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Unos años más o menos, ¿qué más da? - Segunda parte



Empezó a preocuparle la tardanza de Arturo. Miró con recelo la máquina del tiempo y se dijo a sí mismo que debería ir a buscarlo. Movió las ruedecillas hasta lograr las coordenadas que su socio había dejado apuntadas en un papel antes de su partida. Se metió en la cápsula que habían bautizado con el nombre de "Neutrinos" y cerró los ojos; al abrirlos, apareció en mitad de un terreno árido con un salvavidas atado a su cuerpo. Pronto oyó las balas silbando sobre su cabeza. Intentaba correr para ponerse a salvo de aquel fuego cruzado cuando sintió el escozor de la pólvora ardiendo en su pierna. Maldijo el inútil y mal llamado salvavidas, a la vez que renegaba de Arturo por haberse llevado, a donde quiera que fuera, el chaleco antibalas.

23 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Eso a los japoneses no les pasaría.

Besos.

Mar Horno dijo...

Buena segunda parte. La foto de la máquina del tiempo una maravilla, me trae recuerdos de la película, que me encanta. Me gusta mucho el baile de artefactos protectores equivocados: chaleco antibalas, chaleco salvavidas. Yo creo que la máquina del tiempo se va a quedar solita. ¿Quién la encontrará? Ala, ya puedes escribir otro micro, que le siga a éste. Un beso.

AGUS dijo...

Muy divertido, vaya par, no se aclaran. Recuerdo un capítulo de Mortadelo y Filemón que corrían mil aventuras en una máquina del tiempo invención del doctor Bacterio. Delirante.

Abrazos.

Kum* dijo...

¿A quién se le ocurre llevarse un salvavidas pudiendo usar una nariz de payaso?

Me ha gustado mucho, Maite. Una continuación muy acertada de la 1ª parte. Dan ganas de más.

Pd:...así que Arturo, ¿no?, Un guiño genial.

Besos payasos.

No Comments dijo...

Maite esta pareja lleva camino de convertirse en personajes de tebeo. Sigue, sigue. Estás creando una buena saga.

Un saludo indio

Luisa Hurtado González dijo...

No me extraña que hayas decidido hacer una segunda parte, era y es muy divertido y bueno. Puede dar lugar a un mogollón de historias de los más ridículas y risibles.
Felicidades por el filón, lo explores o no.

Ana Crespo Tudela dijo...

¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas? ¿Para cuándo la tercera?
Besos y quedo a la espera.

Ximens dijo...

Para mí que a tus personajes les han dado gato por liebre. Esa máquina del tiempo está celosa pues fue diseñada para viajar a la velocidad de la luz. Muy divertido.

manuespada dijo...

Hoy he leído este chiste y me ha recordado a tu excelente micro: -Un neutrino. -¿Quién es? -Toc, toc.

Nicolás Jarque dijo...

Maite, es que como en la primera parte. Hay errores que se pagan caros. Los dos son muy despistados por no llamarlos torpes.
¿Habrá tercera parte?
Me gustó, un abrazo.

Elysa dijo...

¡Eso, eso! estoy de acuerdo para cuando el tercer capitulo. Este me ha parecido muy divertido.

Besitos

montse dijo...

Desde luego están de pega con la sincronicidad tiempo-equipo.

Pablo Gonz dijo...

Por Dios que están transitadas las negras espaldas del tiempo (esto se lo copié a Javier Marías). ¿En qué quedará la cosa?, I wonder. ;)
Abrazos,
P

Raúl dijo...

Queda claro que a ti también te ha impactado esta semana la noticia de los neutrinos.
Menudo nombre para cosa tan pequeña. Joder.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Si me viese obligado a catalogar estos dos relatos, nos lo pondría en Ciencia Ficción, sino en Realismo español.

Estos viajes en el tiempo son muy "made in Spain".

Te debo unas risas, Maite.

Un abrazo,

Patricia Nasello dijo...

Me encanta esta segunda parte!!!
Y lo mejor: da lugar a una tercera.
Ya la estoy esperando, Maite

Un abrazo

Maite dijo...

Toro Salvaje: entre chinos y japoneses anda el juego ;)


Mar Horno: alguien la encontrará, fijo, a ver si corre mejor suerte, glups.


Agus: jejeje, a mí también me han recordado un poco a Mortadelo y Filemón, qué grande Ibáñez ;)


Kum*: sin duda alguna ese hubiera sido el mejor aliado, una nariz de payaso siempre tiene el mismo efecto...la risa, y no hay arma mejor que esa :D
Ese pobre Arturo, buscando su tabla redonda.


No comments: si no fuera porque el primero ya se me ha desangrado y el segundo está a punto de ello, los hacía héroes de cómic :)


Luisa Hurtado: exploraremos un poquito, a ver qué pasa. Besos.


Ana Crespo: pues teniendo en cuenta que a mí escribir un micro me cuesta más que a un elefante dar a luz, vamos a ver si mañana sale algo ;)


Ximens: ¿a ver si va a ser una nave espacial en lugar de una máquina del tiempo y por eso está cabreada? no sé, no sé...

manuespada: jejejeje, viene muy al pelo este chiste.


Nicolás Jarque: ya ves, al final todo está universalmente interrelacionado :O


Elysa: pues miraré en el periódico a ver si hay alguna noticia de lo que está pasando con estos viajes temporales :p


montse: pues sí, esto es lo que viene denominándose time-team ;)


Pablo Gonz: aysss, la sabiduría de Marías traspasa espacios temporales! A saber cómo terminará esto...


Raúl: si me ha impactado sí, sobre todo porque lo escribí antes de descubrirse este tema y eso...me mosquea (¿vendré de otro tiempo?)


Pedro Sánchez Negreira: esa es la mejor recompensa, tu risa :D
Me ha gustado eso de realismo español, muy Alfredo Landa, sí señor!

Maite dijo...

Patricia Nasello: gracias, Patri, veremos si quieren hacer algo estos personajillos.

vittt dijo...

con lo fácil que sería dar con uno de esos días adocenados en los que no pasó nada nada de nada, y que acabemos siempre en la trayectoria de los proyectiles del pasado, yo tampoco me lo explico.

Cybrghost dijo...

¡Qué homicida estás!. Creo que no va a reprocharle a Arturo su mala caligrafía al anotar las coordenadas.
Yo insisto en que deberían buscar sitios más tranquilos para "aterrizar".

Maite dijo...

vittt: a ver si va a ser eso, una bala donde se depositan los recuerdos :O


Cybrghost: jo, tienes razón, en esta película muere hasta el apuntador :(

Torcuato dijo...

Yo creo que esta máquinas del tiempo son del prof. Bacterio.

Maite dijo...

Tiene pinta, Tor, o que la haya hecho Rompetechos, que también puede ser :)