Visitantes

viernes, 21 de junio de 2013

Microrrelato: Afeitado



Afeitado


El rostro repleto de heridas le delataba. Pequeños cortes de cuchilla eran testigos sangrantes de la falta de reflejos que, aquel vampiro, tenía frente al espejo.





5 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Maite, y es que ya se sabe que los vampiros no tienen un buen pulso y menos delante de los espejos.

Divertido este microrrelato de espejos o vampiros.

Besos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Qué bueno, Maite! Nunca pensé en cómo se afeitarían los vampiros.

Un abrazo,

Miguelángel Pegarz dijo...

Si es para divertirme así, te dejo que te cargues la tradición vampírica :-)

Marilyn Recio dijo...

Muy bueno! Original, no me acordaba esa cualidad en los vampiros! Un placer pasar por tu espacio.

saludos


http://cuentosdensueno.blogspot.com


Anónimo dijo...

Anda que como se autodepile una vampira las ingles se puede rajar bastante