Visitantes

lunes, 24 de mayo de 2010

CONFIANZA

Había muerto sola, en el jardín, mientras nosotros disfrutábamos de las vacaciones. Un amargo sentimiento de culpa rondaba nuestras cabezas como un buitre sobrevolando la carroña. El asfixiante verano había sido sin duda el culpable del óbito. Al enfermar el abuelo, éste nos hizo jurar que la cuidaríamos tal y como él lo había hecho siempre. En nuestra ausencia estival, confiamos a tía Marga la labor de regar la orquídea, pero su falta de memoria, y este maldito calor…

16 comentarios:

Víctor dijo...

Vi tu blog en la lista de Gotzon (de los Relatos Encallados) y me pasé. Veo que hace poco que estás por aquí. Me gustó el relato: adiviné que no debía tratarse de la abuela olvidada y muerta, que querías engañarnos, pero en cambio, no descubrí hasta el final con qué nos ibas a engañar. Bien el ritmo y la estructura. Sigo leyendo.

Un saludo.

Maite dijo...

Hola Víctor, lo primero, te doy la bienvenida y las gracias por pasarte, espero que te conviertas en habitual. Efectivamente, el blog está recién parido, y espero que crezca sano y fuerte.

Me alegra tu comentario, porque aunque puede resultar evidente que no es la abuela, el factor sorpresa es indispensable.

Un abrazo ... me paso a leerte.

pablogonz dijo...

Hola, Maite:
Llegué a tu blog por vía de un comentario que dejaste donde Manu Espada. Enlazo desde el mío para poder visitarte con más frecuencia.
Un cordial saludo,
PABLO GONZ
http://pablogonz.wordpress.com

Maite dijo...

Perfecto Pablo, hago lo mismo desde aquí.

Un abrazo.

gotzoki dijo...

imperdonable...

Muy bueno, me gusta.

Maite dijo...

Desde luego Gotzon, es lo que tiene el exceso de confianza ...

Un abrazo

Anita Dinamita dijo...

Gracias Maite, creí haber comentado este relato pero veo que no, me encantó (mucho menos la muerte de la orquidea ¿sería salvaje?)
Un abrazo

Maite dijo...

Ummmm, Anita, lo dudo, si hubiera sido salvaje seguro que hubiera encontrado la forma de hacer un pozo y buscar agua, en plan Mc Guiver :-D Gracias por pasarte y por la oportunidad que nos das con la publicación. Un besote.

Ángeles Sánchez dijo...

Se ve que a la tía Margarita no le gustaban las orquídeas.
Buen giro final Maite.
Un saludo

Maite dijo...

Angeles, parece ser que así era, y mira que la tía tenía nombre de flor ¿eh? ;-) Un beso

Bicefalepena dijo...

No me lo puedo creer. Todos se van pasando la pelota...
Creo que en el fondo querían deshacerse de ella.

Es un placer leerte.

Un abrazo

Maite dijo...

Ya sabes, Bicefalepena, los unos por los otros...y la casa sin barrer. Un abrazo y gracias por pasarte.

Patricia dijo...

¡Menos mal era sólo una flor! ¿Sólo una flor?
Me gusta Maite
Un abrazo.

Maite dijo...

Patricia: ya sabes que detrás de un micro siempre se esconde una metáfora ;-) Un fuerte abrazo.

CYBRGHOST dijo...

Me gustó mucho. Buen giro final, y buen reflejo el sentimiento de culpa de las promesas hechas e incumplidas

Maite dijo...

Gracias Cyb, a veces abusamos de la confianza y otras veces no le damos el valor suficiente. Abrazos