Visitantes

viernes, 21 de mayo de 2010

LOS ZAPATOS MÁGICOS (Ganador Concurso Microrrelatos "La Primera Vez...")


La primera vez que Maddox se calzó unos zapatos ya había cumplido los quince años. No le importaba que no fueran de diseño, ni siquiera que todos se le quedaran mirando mientras andaba torpemente. Su amplia sonrisa anulaba cualquier prejuicio, burla, u opinión vertida sobre su inexperto caminar. Eran sus zapatos mágicos. Cada mañana, al despertarse, anudaba el lazo de los cordones como un orfebre creando una delicada obra de arte.


Había volado durante horas desde Camboya. Sus piernas cercenadas por una mina antipersona esperaban ser reconstruidas bajo la mano experta de un cirujano ortopédico. Maddox, nombre camboyano que curiosamente significaba vida, había profanado con su inocencia una de las diez millones de minas que aún existían en su país. Hoy, con la ilusión y la moral intactas, observaba las huellas de su recién estrenada normalidad perfiladas por la lluvia en el asfalto.

Relato ganador del 1er. Concurso de Microrrelatos "La Primera Vez..." organizado por Falla Lepanto

http://www.fallalepanto.com/RelatosCortos/RelatCurt.html

8 comentarios:

Víctor dijo...

Me hubiera gustado un final más demoledor, más breve. Explicar lo de la mina en una frase en vez de en un párrafo. O mejor, decirlo sin decir, con algún detalle, más implícito. De todos modos, el relato está bien. El premio lo confirma.

Maite, como veo que llevas poco por aquí, te recomiendo que te pases por los blogs de mi lista lateral, o por los de la lista de Daniel, de Microrrelatos a Peso. Encontrarás buenos relatos. Así podrás estar en contacto con otros microrrelatistas, conocer novedades...

Un saludo.

Maite dijo...

Sigo bastante de cerca a algunos de los microrrelatistas actuales. Sin duda tomo nota de tu recomendación y me empaparé de los blogs que me recomiendas. De todas formas, no me has dejado la referencia de tu blog.

Un abrazo.

gotzoki dijo...

Hola Maite, recuerdo haber leido este microrrelato antes, yo también participé en el certamen, enhorabuena por tu merecido premio y por el relato.

Maite dijo...

Querido paisano, parece que nos vamos pisando los talones ¿no? Espero que tengas mucha suerte en todos los relatos que están por ahí pendientes de veredicto.

Un abrazo

Jesus Esnaola dijo...

El relato es estupendo Maite. Puede ser que pudiera escribirse de forma más contundente pero tal y como está me encanta. Es honesto, delicado, sensible y todo ello huyendo de sensiblerías facilonas. Enhorabuena.

Un abrazo

Maite dijo...

No es fácil hablar de estos temas sin salirse de la narración y caer en la argumentación o en el exceso de sensibilidad.

Gracias, Jesús, por tu comentario.

Torcuato dijo...

Leeremos cosas antiguas de vez en cuando.
Este cuento me gusta por que tratas delicadamente un tema durísimo.
Un beso.

Maite dijo...

Gracias Tor, me hace mucha ilusión verte por aquí, este es un relato al que le tengo un gran cariño y que tú le hayas quitado las telarañas es un gustazo. Un fuerte abrazo.