Visitantes

viernes, 29 de abril de 2011

SUEÑO ACCIDENTAL

Cuando abrió los ojos, su cuerpo estaba lleno de cables. Se dio cuenta de que respiraba gracias a la ayuda de una máscara de oxígeno, y percibió que tenía el cuerpo vendado y los huesos rotos. No recordaba nada de lo sucedido. Vio entrar una enfermera. La escrutó con mirada interrogante, solicitando respuestas. Ella solo acertó a decir “te caíste del castillo que construiste en el aire”.

31 comentarios:

No Comments dijo...

Está bien soñar pero hay que tener cuidado con las posibles caídas. Me gustó la frase final.

Un saludo indio

manuespada dijo...

Es que ese tipo de castillos son muy peligrosos, flotan muy alto y la caída es dura. Buena mezcla, al principio parece que estás leyendo un relato realista y al final descubres que es de corte fantástico. Buen quiebro de cintura.

Luisa Hurtado González dijo...

Entonces tenía que ser un buen castillo, en el sentido de: alto, grande, un lugar desde el que merece la pena caer.
¡¿Me lo imaginé con almenas y foso?!
¡Lo vi!
Un beso.

AGUS dijo...

Muy bueno Maite. De esos micros que se juegan todo su ser o no ser en la última frase. En este caso, magistral. Un fogonazo.

Abrazos y buen finde.

Torcuato dijo...

:-)
Este micro es más duro de lo que parece. Así va a terminar un porcentaje muy alto de la población mundial.
Besos, Maite.

Sucede dijo...

Magnífica metáfora sobre el duro golpe de los que se dedican a escalar sin cuerda...
Abrazos!!

Anita Dinamita dijo...

Me encanta, Maite. Habla de las expectativas de vida que nos creamos y que se caen, sin darnos cuenta de que lo que vivimos es lo que realmente vale, sin apreciarlo, y claro, duele... cuando lo que deberían doler son otras cosas.
Un abrazo

CYBRGHOST dijo...

Eso es somatizar y el resto historias.
Me gustó mucho.

marialuisa dijo...

Me ha gustado mucho,
más de uno se cae de esos castillos :S

un beso

Sandra Montelpare dijo...

Genial, Maite! Los muy soñadores siempre terminan mal. touchè

Su dijo...

Eso sólo le pasa a quienes no toman las medidas de prevención de riesgos adecuadas.

Pero porfavor, que se siga soñando...

Abrazos

Patricia dijo...

Tuve la vanidad de creer que sólo a mí me había sucedido.
Fue un golpe duro, Maite.

Gran, GRAN micro!

Besos

Rocío Romero dijo...

La gracia está en que todos nos vemos encima de esos muros, o vemos a algún conocido en las almenas balanceando medio cuerpo peligrosamente. Excelente, sí señora.
Abrazos

Jesus Esnaola dijo...

Sí señor, un buen regate. Haces el amago hacia un lado y te nos vas hacia otro completamente inesperado. Me gustan los micros que juegan con la literalidad de algunas expresiones.

Besos, Maite.

Lola Sanabria dijo...

Un relato muy bien armado en torno a una frase hecha. Me gustó mucho.

Abrazos terrenales.

Daniel Sánchez dijo...

Muy bien rematado, como siempre.

Un placer leerte.

Adivín Serafín dijo...

Maite, sobran las palabras.

Blogsaludos

Pedro Alonso dijo...

Los sueños, para convertirse en realidad, necesitan flotar con los pies en la tierra. Muy buena la frase final que lo cambia todo. Abrazos.

Maite dijo...

No comments: lo mejor es volar con los pies en la tierra ;) Besos


manuespada: no te creas, tanto quiebro me ha producido algo de lumbalgia :p
Gracias por tu comentario, Manu, siempre es un lujazo recibirte en esta casa. Abrazos


Luisa Hurtado González: ¿no tendría aspecto de ser el de Walt Disney? hay quien se pasa más tiempo pensando en el castillo que llevándolo a cabo, y luego, claro, pasa lo que pasa, uno se pega el tortazo!! Besos


Agus: efectivamente, la táctica estaba en la simpleza y jugármelo todo en la última carta. Me alegra que no haya sido yo quien se haya pegado el golpetazo ;)


Torcuato: ay, ay, ay, espero que no tengas razón. Besos


Sucede: pues a mí también me gustó la metáfora que dejaste en tu comentario. Abrazos.


Anita Dinamita: perfecta disección del micro Ana. Gracias. Besos.


Cybrghost: jajajaja, tienes razón!! Veo que tienes dotes como psicólogo ;)


marialuisa: pues sí, a veces no nos damos cuenta que muchos de los que parecen hoy personas grises, es porque un día se cayeron, esas son las secuelas :(


Sandra Montelpare: espero que no todos, que los que sepan jugar bien sus cartas, consigan poner debajo los cimientos. Abrazos.

Maite dijo...

Su: sin duda alguna, que nadie deje de soñar, por favor, solo que sin despegarse demasiado de la realidad, o podría convertirse en locura.


Patricia: pues ya ves que es un mal compartido ;) Abrazos solidarios


Rocío Romero: eso es, si levantamos un poco la cabeza, veremos que en la vida hay mucho equilibrista. Abrazos.


Jesus Esnaola: la literalidad es un recurso que casi siempre funciona ¿verdad? como dije por ahí arriba, me lo jugué todo a la última carta, aún a riesgo de caerme de mi propio castillo ;)


Lola Sanabria: me alegra mucho, Lola, que te gustase. Besos desde el torreón ;)


Daniel Sánchez: en ese remate andaba todo el juego, me alegra no haber perdido la partida. Un fuerte abrazo.


Adivín Serafín: pues callemos y oigamos el silencio...


Pedro Alonso: ese el truco, flotar con los pies en la tierra, lo has descrito perfectamente. Abtazos.

Odys 2.0 dijo...

Se cayó del castillo, pero no dejo de preguntarme si el castillo seguirá intacto, flotando allá arriba en el aire :-)

TORO SALVAJE dijo...

Muy bueno.
Al principio pensé que era cualquier jugador del Barça después de finalizar un partido contra los "artistas" del Madrid.

Claudia Sánchez dijo...

Excelente Maite! y ni siquiera recordaba nada!
Buen giro final!
Abrazos,

Elysa dijo...

¡Buen final! y muy visual.

Besos.

Un tipo dijo...

Me gustó muchísimo. Ahora pienso que construiré un castillo sobre el océano.


Saludos, Maite.

Maite dijo...

Odys 2.0: yo creo que sigue intacto en el aire, quien sabe, tal vez buscando otra persona que sepa cómo hacerle los cimientos ;)


Toro Salvaje: jajaja, qué malo eres!! pues casi has acertado, porque era uno del Barça tras la Copa del Rey :p


Claudia Sánchez: tal vez se cayó porque no creía lo suficiente en ese castillo y poco a poco lo fue olvidando...


Elysa: gracias!!! Un abrazo


Un tipo: esa es una gran idea, un castillo flotante, siempre que sepas nadar, claro ;) Besos

vittt dijo...

a mí me pasó algo parecido, pero sólo me quebré el alma.

Kum* dijo...

Agus, como siempre, ya lo dijo todo. La última frase realmente le da al micro todo su peso.

Buenísimo.

Besos en el aire.

Maite dijo...

vittt: eso también puede suceder, y encima a esa, no hay posibilidad de vendarla. Abrazos!


Kum*: la última frase son los cimientos del micro, aquellos que le faltaban al castillo ;) Besos al vuelo

woody dijo...

Me encantó, Maite, sacaste petróleo de un castillo en el aire. Abrazos

Maite dijo...

woody: solo le arranqué a una persona su sueño! Un abrazo.