Visitantes

lunes, 2 de mayo de 2011

AL FILO DE LA MUERTE

Noto la carne traspasándome, caliente y blanda. No puedo ver sus ojos, pero los imagino desorbitados. Un fluido viscoso va brotando a borbotones, mientras me encuentro en un abismo horizontal de vísceras atravesándome el acero. En este momento solo siento la necesidad imperiosa de salir de ahí corriendo, notar cómo la mano fuerte que ase mi empuñadura me saca de ese mundo de muerte que yo misma he creado. Con un ruido estridente retrocedo, salgo de su cuerpo y mi dueño me envaina, dispuesta a luchar de nuevo, completamente ensangrentada.

"Relato presentado al concurso El Microrrelatista 2011, sin éxito"

30 comentarios:

Alberto Flecha dijo...

Al final muere quien mata, está claro. Buena inversión, Maite.
Un fuerte abrazo para ti.

CYBRGHOST dijo...

Interesante cambio del punto de vista.

Adivín Serafín dijo...

Ese final ensangrentado pone luz a las tinieblas, la pobre era una mandada.

Blogsaludos

José Agustín Navarro dijo...

Curioso que yo opté por la cosificación y tú por la personificación. Es un gran micro, se nota que bien trabajado, ya el comienzo es demoledor.
Hubo grandes micros que no quedaron entre los primeros, p.ej., el de liberación que me quedé con las ganas de saber de quién era.
Un abrazo y enhorabuena igualmente.

Elèna Casero dijo...

Está muy bien la inversión de elementos, me ha gustado. Está muy bien trabajado, muy compacto. Una lástima que no ganara.

Un abrazo

Anita Dinamita dijo...

Me encantó este micro, Maite, el cambio de roles, la manera de contarlo... todo!
Lástima que había que elegir...
Abrazos

AGUS dijo...

Es un texto de perspectiva, muy trabajado, como siempre. Verosímil y articulado. Deja en el aire un rastro de preguntas, para pensar, pensar y pensar.

Abrazos.

depropio dijo...

Nunca hubiera apostado que era tuyi, Maite. Lo tuve que leer dos veces. cuando lo juzgué. Buen trabajo, pero la competencia era trerrible

Miguel Baquero dijo...

El miedo de la espada ante la carne desnuda.

Maite dijo...

Alberto Flecha: se les echa la culpa a las armas, pero el problema está en quienes las empuñan. Un abrazo!!

Cybrghost: la perspectiva desde las entrañas.


Adivín Serafín: lo has captado a la perfección.


José Agustín: tengo muchas ganas de ir descubriendo autores, la verdad es que la calidad era altísima y creo que los seleccionados fueron muy justamente elegidos, la verdad. Un abrazo


Elèna Casero: está trabajado y tal vez "demasiado compacto" creo que se me fue un poco la mano ;) Los seleccionados eran de mis favoritos, creo que justos ganadores.


Anita Dinamita: creo que debería haber enviado algo más liviano, pero te agradezco el comentario, muchos besos!


Agus: realmente creo que quedó un poco con demasiada masa específica, ya sabes, como cuando haces un pastel que sabe muy bien, pero la masa no te queda tan esponjosa como debiera ;)


depropio: cierto, creo que es un texto que necesita leerse dos veces para comprenderlo del todo, eso no sé si es bueno o malo... Besos.


Miguel Baquero: Ese es el sentimiento que quise que rezumara el relato, veo que al menos contigo lo he conseguido :D

marialuisa dijo...

Pues es muy bueno, a mi me gustó :)

saludos

Sucede dijo...

Muy buen micro Maite! La personalización de objetos inanimados no es sencilla y lo has hecho con maestría!
Un encarnizado saludo!!

Rocío Romero dijo...

Estupendo micro Maite, también fue uno de los que me gustó mucho, aunque había tan buen nivel que en la selección se quedaron muchos y muy buenos. Mi lista preliminar, en la que iba marcando antes de decidir entre todos, tenía unos 14 o 15 micros (!). Besos

David Figueroa dijo...

Como dice Agus, deja un rastro de preguntas... Muy bueno Maite!
Abrazos.

Lola Sanabria dijo...

Si las espadas, las pistolas y otras armas de matar pudieran opinar, tal vez no habría tanta muerte.

Me gustó.

Caricias sin sangre.

Luisa Hurtado González dijo...

Me encantó este micro y me sigue encantando. Fuiste mi número uno y no sé por qué no estás en la clasificación. Si, que todos eran muy buenos, pero....sigo sin saber por qué no está en la clasificación.
Un beso.

Elysa dijo...

Me gusta como esta espada narra la manera en que la utilizan. Hasta me ahogo al leer las ganas que tiene de salir de la carne.

Patricia Nasello dijo...

Borges decía "No se debe abusar de la buena voluntad de los objetos". Creo que esta espada preferiría estar en un museo, o caída en tierra, o, incluso, como ofrenda votiva en el fondo de un lago.

Un beso grande, Maite

Pablo Gonz dijo...

Abordas un punto de vista inédito (al menos para mí). Un ejercicio muy saludable. En cuanto a la forma, creo que le falta reposo. Deja el texto en cuarentena y vuelve a él con los ojos frescos.
Abrazos muchos,
PABLO GONZ

Odys 2.0 dijo...

Si las cosas pudieran hablar, a saber qué dirían de nosotros... Como muestra, he aquí un inteligente y bien llevado ejemplo.

Besos.

woody dijo...

Maite, saltas de los castillos a las vísceras con una facilidad asombrosa. Me ha encantado. Ahora te falta la continuación: "Quien a hierro mata, a a hierro muere". :)

Pedro Alonso dijo...

¡Así que era tuyo! Me gusta mucho el punto de vista tan original con el que narras la cruenta historia de esta espada. El texto está muy cuidado, lo que es ya una marca de la casa. Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Una espada que siente.
Me gusta.

Besos.

Maite dijo...

marialuisa: pues yo que me alegro de que haya gente que lo disfrute ;) gracias!


Sucede: es traer un poquito de la poesía a la narrativa, aunque es complicado que en prosa resulte algo creíble. Gracias por dejar tu huella. Abrazos.


Rocío Romero: sí, fue complicado elegir, yo también fui haciéndolo en fases, hasta quedarme unicamente con siete y de esos quedarme con tres, qué difícil!!!pero qué divertido también. Besos.


David Figueroa: sigue el rastro, tal vez encuentres las respuestas :D Abrazos


Lola Sanabria: tal vez, Lola, tal vez, la culpa no es de las armas, si no de quienes las empuñan. Un beso.


Luisa Hurtado: qué alegría me das!! es posible que tu voto fuera el único, jajaja, de ahí que no saliera seleccionado ;) pero ese voto vale por todo el esfuerzo y me llena de alegría. Un fuerte abrazo :D


Elysa: tú lo has dicho, "la utilizan", esa es la sensación que tiene el acero. Besos.


Patricia Nasello: gracias por traer esa estupenda cita aquí, creo que sintetiza el mensaje del micro. Abrazo fuerte.


Pablo Gonz: sí que es posible que saliera un poco denso, sobre todo para un concurso, volveré con ojos frescos :D


Odys 2.0: si todo lo que conforma nuestro mundo tuviera la opción de quejarse de cómo lo utilizamos...buffff, no quiero ni imaginármelo, rebelión a bordo, fijo. Gracias, besos.


woody: hay que tocar todos los registros, esa es la gozada de poder escribir, pasar de una historia a otra sin despeinarte :D Abrazos


Pedro Alonso: síiiiii, era mñio, jejeje. Me pareció una buena opción mirarlo desde la óptica del propio artilugio causante del óbito. Ya hemos escuchado muchas historias por parte de la víctima y por parte del asesino, por qué no verla desde del hecho mismo y de quién lo causa? Abrazos!!


Toro Salvaje: Esta espada siente algo que tal vez ninguno seamos capaces de sentir nunca, qué provoca traspasar la carne y causar la muerte estando ahí dentro. Besos.

Stewart dijo...

Ay Maite!!! Veo a Quentin Tarantino frotandose las manos mientras lee este sanguinolento micro...

Un abrazo!!!

Yun Rodríguez dijo...

Muy clara la impotencia de quien es obligado en contra de sus convicciones. ¡Nunca me pregunté si el miedo de la carne al acero sería recíproco! Aunque este parece un miedo más sublime y menos instintivo, es miedo a su propia naturaleza destructiva. ¡Bien!

Maite dijo...

Stewart: jajajaja, yo te veo en el papel de Travolta ;)


Yun Rodríguez: Muy buen comentario Yun, me ha encantado la visión que le has dado al micro, muy afilada y acertada.

Torcuato dijo...

Pues te diré, Maite, que a mi fue de los que más me gustó. No le voté porque sólo podía votar a tres.
Un beso.

vittt dijo...

no es tan frío el frío acero

Maite dijo...

Torcuato: pues eso para mí, es más que suficiente, gracias por la confianza, Tor.


vittt: no es frío el sentimiento, frío es el que de sangre está sediento.