Visitantes

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Microrrelato: Orfanato



Orfanato

Nunca antes había pasado las navidades fuera de casa. Las mariposas que habitualmente revoloteaban en su estómago la noche de Reyes, se habían esfumado. A pesar de todo, la pequeña abrió sus regalos ilusionada y, por primera vez, deseó creer que los Reyes Magos son los padres

17 comentarios:

Elena Casero dijo...

No hacen falta muchas explicaciones.

Triste

AGUS dijo...

Una vuelta de tuerca muy inteligente. Abrazos.

jimeneydas dijo...

AUch!

Lola Sanabria dijo...

Bonita forma de narrar la importancia que tienen los padres para los hijos, el hueco de su ausencia.

Abrazos de mamá osa.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Un micro que anuncia en el título su peligro y que -siendo fiel a ello- se entierra en el corazón del lector como un cuchillo en una barra de mantequilla, Maite.

Duro, tan duro como bueno.

Un abrazo,

Elysa dijo...

¡Qué triste, Maite! pero que bien lo has contado.

Besitos

Víctor dijo...

Me gustó el hiperbreve y me gustó cómo has aprovechado el título. Un abrazo, Maite.

Maite dijo...

Elena Casero: a veces el silencio es la mejor forma de expresión, gracias, Elena.


Agus: gracias. Un lujazo ese comentario viniendo de ti. Abrazos.


jimeneydas: si, hace pupa :(


Lola Sanabria: en efecto, Lola, muy importante esa figura en la infancia. Besos.


Pedro Sánchez Negreira: has hecho un comentario muy visual, Pedro, me ha gustado tu forma de expresar ese sentimiento, lo ha hecho muy real. Abrazos.


Elysa: la realidad es triste en multitud de ocasiones, demasiadas. Abrazos.


Víctor: eso son cosas que he ido aprendiendo con el tiempo y con grandes maestros a los que sigo y leo ;)

Cybrghost dijo...

Uff, que mazazo. Me gusta.

Gloria dijo...

Se puede escribir en más líneas pero no más claro, me ha encantado por lo corto, intenso y claro. Directa al grano, me gusta.
saludos desde Tenerife y te invito a mie spacio cuando gustes.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

Maite dijo...

Cybrghost: directo al hígado. Gracias, Miguel Ángel. Un abrazo.

Gloria: un placer darte la bienvenida a mi blog. Es lo bueno que tienen los microrrelatos, que en la concisión, en lo que se antoja imposible, está toda una historia completa. Pasaré por tu espacio, claro. Abrazos y siéntete cómoda.

Torcuato dijo...

Se me ha erizado la espalda.
Muy bueno...y triste.

Maite dijo...

Tor: triste, pero real. Hay veces que nos tragaríamos las mayores mentiras si eso nos devolviera un trocito de felicidad o a quien queremos. Besos.

Miguelángel Flores dijo...

Qué durillo, Maite, ese final. Deseando que la fantasía no fuera real, o sí.

Abrazos.

Maite dijo...

Miguelángel Flores: creo que deseaba con toda su alma que la fantasía fuera realidad. Abrazos!

Ana Crespo Tudela dijo...

Papá y Mamá dos palabras tan cortas pero que cuando te faltan te llenan el corazón de cicatrices.
Un beso

Maite dijo...

Ana Crespo Tudela: un vínculo indestructible a pesar de todo. Abrazos.