Visitantes

lunes, 5 de noviembre de 2012

Microrrelato: Promesas



Promesas

No encontró papel para dejarle un mensaje. Con la barra de labios escribió “Siempre te querré” en las aspas del ventilador.

Los primeros rayos de sol comenzaron a colarse por la ventana, adentrándose así un calor sofocante. Ella puso en marcha el aparato y, al girar, volaron las palabras.



12 comentarios:

Miguelángel Flores dijo...

Si es que las promesas se las lleva el aire. Es más, creo que él lo hizo con toda intención. Fue como prometer con los dedos cruzados.

Abrazos, Maite.

Nicolás Jarque dijo...

Maite, muy visual este relato de realismo mágico, que si no me equivoco ya lo he leído en otra parte, ¿verdad?

Has completado un concurso de diez y solo la suerte ha imposibilitado que llegaras más lejos.

Un abrazo y a seguir así de bien.

Víctor dijo...

Las palabras se las lleva el viento, y si están escritas en un ventilador, más aún. Un abrazo, Maite.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Me gusta el ventilador -ese hilván- que une el viento, las palabras y el vuelo de las promesas, Maite.

Excelente micro.

Un abrazo,

David Moreno (No Comments) dijo...

Espero que las promesas no se las lleve el viento y el aire del ventilador las mantenga en suspensión...

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Mar Horno dijo...

Las palabras se las lleva el viento. Me gustan más las demostraciones diarias de afecto. Un beso Maite.

Lola Sanabria dijo...

Él o ella tendrá que ordenarlas en el suelo.

Original y divertido.

Abrazos de uno en uno y en orden.

Maite dijo...

Miguelángel Flores: me gusta esa idea de que pudiera ser más premeditado que fortuito. Gracias por pasarte. Abrazos.


Nicolás Jarque: me ha encantado ir contigo por esas carreteras, viendo tan de cerca ese seat124 que ha hecho tan buena trayectoria, "La parca" no se me olvidará tan facilmente ;) Un abrazo gordote y gracias!


Víctor: es un poco el colmo de los colmos ¿verdad? Gracias, Víctor


Pedro Sánchez Negreira: pretendía hacer algo muy visual, como ha dicho Nico, espero haberlo logrado. Gracias por venir a este rinconcito.


David Moreno: es otra muy buena visión. Utilizadas para mantenerlas siempre en el aire y que no sean arrasadas. En cada lectura tal vez se aprenda sobre la forma de ser del lector.


Mar Horno: confieso que a mí también. Como ésta tuya, Mar, gracias por estar ahí.


Lola Sanabría: eso tiene pinta de terminar en malos entendidos ;) Abrazos de la A a la Z para ti, querida Lola.

Elysa dijo...

Divertido a pesar de que esas palabras vuelan igual que dice el refrán.

Besitos

Maite dijo...

Elysa: si, no he querido hacer un drama del tema, sino algo muy visual. A estas no se las lleva el viento, sino el ventilador, tal vez ni siquiera vuelen, solo desaparecen en la vertiginosidad del giro.

Torcuato dijo...

Carmin volando. Espero le llegue al destinatario.

Maite dijo...

Tor: nunca se sabe, siempre hay que creer en los milagros...