Visitantes

lunes, 5 de julio de 2010

EL PODER DE LOS SUEÑOS

Me desperté agotado. Era uno de esos días en que el sueño no había sido precisamente reparador. Las pesadillas se habían adueñado de la noche, abarcándolo todo. Llegué hasta el salón, allí, el tapizado del sofá hizo un flashback del sueño. Lo mismo ocurrió con el marco del espejo, las fotografías y los cuadros. Me dispuse a mover los muebles, para reproducir fielmente la escena. La curiosidad me podía y necesitaba saber si el decorado de mi fantasía nocturna era exactamente el del salón de mi casa, pero con un orden distinto. Con el sudor bañando mi frente acabé de mover la vitrina. Ahora sí, este era el lugar exacto donde se había desarrollado la pesadilla. A la mañana siguiente, el médico sólo pudo certificar mi muerte.

9 comentarios:

Víctor dijo...

Bien, Maite, me gustan estas historias que se acaban cerrando magistralmente. Un saludo.

Maite dijo...

Víctor, me alegra que te haya gustado la historia.

Un abrazo.

Alberto Flecha dijo...

Es inquietante esa posición del narrador que habla desde la muerte. Me gusta.
Un abrazo, Maite.
--->

Baizabal dijo...

Muy buen microrrelato, atrapa bien al lector. ALgo muy subjetivo: me hubiera gustado una narración en 3ra persona jeje.


Un abrazo

Maite dijo...

Alberto: es más bien el inquietante poder de los sueños. Nunca intentes llevar un sueño a la realidad...puede cumplirse.


Baizabal: jejejeje, no te ha gustado sentirte ahí reproduciendo el sueño eh? ;-) Un abrazo.

La Carpeta Azul. dijo...

Sueño/realidad; vida/muerte; verdad/mentira... todo es tan relativo.
Un gran acierto lo de hacerlo en primera persona.

Un besazo enorme, mi pequeño genio.

Maite dijo...

Luis: muy cierto lo que dices, la vida es un mundo lleno de dualidades, de yings y yangs, de luces y sombras...(a nosotros nos lo van a contar)

Un besazo

Juan Vásquez dijo...

Hey Maite, como ha cambiado tu escritura. Lo digo porque voy hacía atrás y se nota el cambio. qué bien.

Maite dijo...

Juan Vásquez: bueno, a medida que vas leyendo y escribiendo, y dependiendo del tema de la historia, una va evolucionando, aunque te diré que por ejemplo este micro, a mi personalmente, me gusta mucho, y que con estos micros tuve muchas alegrías. Un besazo y gracias por seguir buceando :-D