Visitantes

miércoles, 21 de julio de 2010

NICK: SIAMES_59

Absorta miraba las manijas del reloj. Esperaba con ansiedad que las manecillas se alineasen al norte y el carillón marcara las doce. A falta de un segundo para la medianoche, su corazón se aceleraba como el de una adolescente. Puntual, como siempre, aparecía el mensaje, SIAMÉS_59 está ahora conectado. No sabía quién estaba detrás de ese nick, pero debía confesar que la tenía totalmente engatusada. Él arañaba en el teclado dulces palabras y ronroneos. Se describía como un galán de buen porte, con bigote afilado y ojos verdes como esmeraldas. Mientras tanto, el crepúsculo se iba haciendo dueño del tiempo y las mariposas que ella sentía en el estómago, despertaban su apetito. Llegados a este punto, una noche, la mujer escribió -me ha entrado un hambre canina- Desde entonces, no lo ha vuelto a ver. Ahora llora, acompañando a su vecina, quien se lamenta también de la desaparición de su precioso gato Siamés.

12 comentarios:

pablogonz dijo...

Me gusta la facilidad con que incorporas el elemento fantástico. La literatura, en general, está muy necesitada de esos aportes. Gracias,
PABLO GONZ

Maite dijo...

Creo que dentro del género hay muchos subgéneros y que este es uno que a mi me parece imprescindible. Un abrazo y gracias a ti por leer y comentar.

Anonima Mente dijo...

Buena historia, bien narrada.
Lo vuelvo a ver en las reuniones! Suerte

Maite dijo...

Gracias Anónima. Estás haciendo un gran trabajo en tu blog. Un abrazo.

Anonima Mente dijo...

Gracias Maite, por tu participación, sin vosotros ese trabajo no tendría sentido.

Chula dijo...

Me ha encantado: seductor, felino, fantástico, tierno, sorprendente, ... ¿He dicho ya que me ha encantado?

Un abrazo

Maite dijo...

Chula: tu comentario es un aliciente para seguir luchando y para continuar llenando de imaginación páginas en blanco.

carlos de la parra dijo...

BRAVO. ¡Mucha ropa!

Avelino Vallina dijo...

Me ha gustado mucho.
Saludos.

Maite dijo...

Carlos de la Parra: Gracias por tu comentario. Un abrazo.



Avelino Vallina: es un placer verte por estos lares, agradezco mucho la lectura y más aún el comentario. Un abrazo.

Hansel en Baviera dijo...

Justo, merecido premio. El continuo juego de adjetivos en apariencia merafóricos se vuelven ralidad con total naturalidad.
Ronroneos,
Hansel

Maite dijo...

Norberto/Hansel: exacto, ese era el propósito. La adjetivación oculta que da lugar a la solución final, pero sin descubrirlo antes de tiempo (espero). Un fuerte abrazo