Visitantes

viernes, 17 de diciembre de 2010

LA SACA DE BALTASAR

Acompañé a Patricia a echar su carta a los Reyes Magos. Este año la había cerrado sin dejar que yo viera ni una sola línea de lo escrito en ella. Intenté interceptar la misiva antes de que cayera por la boca de aquel león de bronce, pero sólo logré verla resbalar por su estómago de tobogán hasta caer en la saca donde reposaban decenas de cartas repletas de ilusiones infantiles. Volvimos a casa, ella con una sonrisa cómplice, yo con la angustia de no saber cómo hacer realidad sus sueños.
La mañana del seis de enero, al lado de los zapatos de Patricia, descansaban dos enormes paquetes que yo no había comprado. Al abrirlos, mi hija se estremeció dando saltos de alegría. Me quedé sobrecogida, sintiendo como el espíritu de la Navidad se adueñaba de mi casa, una magia que, a mi edad, tenía casi olvidada. Miré con emoción a Arturo, quien tras desenvolver su regalo y darnos un enorme beso a ambas, vistió su uniforme y salió hacia la oficina de correos a hacer su turno de guardia.

29 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Arturo se lo tuvo que currar, eh?? Tuvo que encontrar la correcta entre todas las que había, que eran unas cuantas.
(Quizás los Reyes, los que Magos, le ayudaron)
Un beso, feliz Navidad y buenos regalos, Luisa.

David Figueroa dijo...

Jajaja, muy bueno, el final nos hace aterrizar, pero la semilla de la magia ya está sembrada.
Un abrazo.

AGUS dijo...

Maite, igual que hay cuentos de Navidad, tú inventaste el microrrelato navideño. Reconozco en él todas las características del primero. Me gustó, destila ternura y melancolía. Me acordé de esa noche mágica cuando era pequeño. Noche que este año reviviré con Álex, mi pequeño de dieciséis meses.

Abrazos y a por el finde.

Torcuato dijo...

Creo que has hecho algo muy difícil.
Hacer un microrrelato navideño positivo sin que quede forzado. Es precioso.
Gracias por el momento, Maite.
Un beso.

Los pretendientes de Ligeia dijo...

Muy original y bonito micro. Saludos

Víctor dijo...

Estuvo bien la solución final. Un abrazo, Maite.

Sibreve dijo...

Mi sobri me ha pedido algo que no sabe cómo se llama ni explica exactamente lo qué es, pero me ha dicho que en la carta ponga que le traigan lo que él quiere, que los reyes ya saben, que para eso son magos... Creo que esto no me lo arregla ni todo el cuerpo de funcionarios de correos :D
Me gusta, como te comentan, ese crear la magia y después volver a la realidad. Muy logrados.
Saludos.

Maite dijo...

Luisa Hurtado: seguro que tuvo algo de ayuda por parte de la magia ;-)


David Figueroa: esa es la intención David, que a pesar de todo, sigamos manteniendo ese atisbo de ilusión. Un abrazo.


Agus: qué envidia, cómo vas a disfrutar de las emociones con el "enano", disfrútalo a tope. Abrazos.


Torcuato: es verdad que es difícil no caer en tópicos o en el sentimentalismo excesivo, espero haber utilizado las dosis justas. Un abrazo navideño, Tor.


Los pretendientes...: me alegra que te haya gustado, me pareció que en las fechas que estábamos, la Navidad ya se merecía su pequeño homenaje. Abrazos.


Víctor: hoy haces de rey mago, pasándote por aquí y dejando tu regalo en forma de comentario ;-) Un abrazo fuerte

Maite dijo...

Sibreve: que te me has colado ahí mientras contestaba!! Tu sobrina, para mí que está haciendo como Patricia (la prota del micro) tantear la magia de los Reyes. Tu tranqui que, seguro, seguro, al final surge algo que hace posible cumplir su sueño :-D Ya me contarás. Un abrazo.

CYBRGHOST dijo...

Si es que no s epuede empeñar un@ en querer hacer las cosas sol@ :-). En equipo mucho mejor.

Daniel Sánchez dijo...

Buena salida final.

Me gustó, bastante, la verdad.

Anita Dinamita dijo...

Qué lindo Maite, si me permites, voy a hacerte una petición de parte de otra persona... te pido este relato para el blog "historias de carteros" que es de mi cartero y compañero. Seguro que cuando lo lea te lo quiere robar ¿das tu permiso?
http://historiasdecarteros.blogspot.com

Bueno, y si no de todas maneras me encanta...
Abrazos

Bicefalepena dijo...

Esto demuestra que hay que tener amigos hasta en el infierno.
Muy divertido eso de intentar recuperar el sentido navideño perdido....
Un abrazo

Maite dijo...

Cyb: efectivamente, eso deben de pensar los reyes, que para eso son tres :-D


Daniel Sánchez: me alegro mucho. Un abrazo.


Anita: ya sabes que compartir mis micros contigo o con cualquier amigo tuyo, es todo un lujazo para mí :-D
Un gustazo ver que te encanta. Besos.

Maite dijo...

Bice: con tenerlo en correo, de momento, vale :-D Este es un ejercicio propio, no me gusta nada la Navidad, así que intento por todos los medios (incluída la escritura) recuperar parte de ese encanto que un día tuvo. Besos.

sucedeque dijo...

Me gustó mucho. Al principio pensé que iba a acabar como todas las típicas películas de navidad y con el final me sorprendí. Buen micro. Un saludo. Iria L.

Puck dijo...

Me encanta esta porción de espíritu navideño
Saludillos

Patricia dijo...

Toda la magia del micro se troca, al final, por una ternura que lejos de disminuirla, la realza.
Bello cuento navideño.

Un arazo.

Un tipo dijo...

Entonces la magia fue para todos, ¿eh?
Muy bueno, Maite, me gustó mucho.


Un saludo.

Lola Sanabria dijo...

Muy bonito.

Besos nocturnos.

Maite dijo...

Sucedeque: me alegra haberte sorprendido, Iria, un fuerte abrazo.


Puck: ojalá el pastel fuera tan grande que hubiera una porción para cada uno :-D Un abrazo.


Patricia: gracias, Patri, por tu bello comentario, intentaba prender la llama, esa que tal vez yo sienta se me haya apagado un poquito. Besos magos :)


Un tipo: así es, la magia no sólo para los pequeños ¡para todos! Un abrazo


Lola: gracias por pasarte y leer. Te envio un par de abrazos con espumillón ;)

Juan Vásquez dijo...

Maite, hubo magia, por un momento pensé que algo fuera de lo usual pasaría, bueno, igual terminó como esperaba, como tenía que terminar. Genial, es un muy buen micro.

Bueno, quiero hacer una observación, con todo el respeto, como siempre: En muchos de tus micros (y en muchos de los mios también)veo que se utiliza el verbo haber para poner la conjugación en tiempo perfecto,en este sólo aparece un par de veces (había cerrado, había escrito, había comprado). Bien, hecha la observación, hago la sugerencia: Algunos de estos pueden ser cambiados sólo por el préterito simple (ella cerró, escribió -el otro -había comprado, me gustá con el perfecto).

Bueno, es un observación general que, creo, podría dar fuerza a algunas frases de los relatos.

Feliz Finlandon

Maite dijo...

Juan Vásquez: me alegra que te llegara un poquito de magia. He mirado el tema de la conjugación de los verbos, y la verdad, me parece una buena observación, en este caso, voy a cambiar el primero, sobre todo por su proximidad con había escrito, son demasiado seguidos, pero quiero que el tiempo sea un pasado reciente y no tan lejano en el tiempo, de ahí su tiempo verbal. Lo tengo muy en cuenta, Juan, gracias. Un beso.

Juan Vásquez dijo...

Maite sabes?, acabo de caer en la cuenta que el uso de las conjugaciones es diferente entre América y España (bueno en realidad me fui a leer del tema y ví las diferencias en el Uso), Mira:

(1a) No he desayunado
(1b) No desayuné

En español de España (1a) sólo puede referirse al día de hoy y (1b) a un día anterior. En cambio en español de América ambas pueden referirse al día de hoy, significando adicionalmente (1a) que todavía "me es posible desayunar" y (1b) que, probablemente por la hora, "ya no me es posible desayunar".

Bueno, luego vuelvo

Maite dijo...

Juan: como verás, no he cambiado el tiempo de los verbos, si no que he sustituido "había escrito" por "lo escrito" ya que yo quería reflejar esa distancia cercana en el tiempo, pero sí es verdad que la repetición de la palabra, una tan cerca de la otra, era un error a subsanar. En España también existen diferencias a la hora de la utilización del pasado, en zonas como Asturias, por ejemplo, la utilización del pretérito indefinido. Sobre este tema se podría hacer un amplio artículo periodístico ;)

woody dijo...

Estoy con Agus: estas fechas son muy, pero que muy especiales con peques.
Feliz Navidad, Maite. Que se cumplan tus sueños.

Maite dijo...

Woody: ojalá se cumplan los sueños de todos!! Feliz Navidad :)

Pablo Díaz dijo...

Efectivamente Ana tenía razón, nada más leerlo lo quise poner en mi blog. Es precioso y lleno de ternura. Se de los ojos de los niños cuando te dan la carta para mandar a Oriente, es de una inocencia alcanzable (si no es algo que se pierde, sino que se alcanza).
Así que con tu permiso se convertirá en una historia más de carteros.
Un abrazo y gracias de nuevo por no olvidar la magia.

Maite dijo...

Pablo Díaz: pues yo encantada y halagada de poder contribuir a la magia de la Navidad y de las historias de carteros. Un abrazo y gracias a ti por hacer que las cartas lleguen a su dstino ;)