Visitantes

viernes, 24 de diciembre de 2010

ORGULLO DE PADRE

Le observo orgulloso, porque sé que él será todo lo que yo no fui. Cuando le miro a los ojos, veo el mismo color verde que hay en los míos. Las mismas manos, los labios gruesos, la cara pálida, y la camisa, siempre arrugada, asomando por fuera del pantalón. Anda descalzo por todo el piso, como yo lo hacía de niño, y me divierte ver los dedillos mal formados de sus grandes, qué digo grandes, más bien enormes pies planos. De soslayo, quedamente, le admiro ese perfil tan extraño, con su nariz ancha y colorada, que ahí ni a padre ni a madre ha salido. Es entonces, cuando me río, cuando él siempre se enfada y no vuelve a sonreír hasta que el payaso de mi hermano aparece por la casa.

22 comentarios:

Sibreve dijo...

Qué bueno y qué bien escrito, Maite. Me ha gustado mucho.
Saludos desde la pista central :D

luissalgadorodriguez dijo...

Bueno, aquí me has agarrado... ¿A quién sale el niño, al padre o al tío? A ver si va a ser como el nacimiento de esta noche, que no se sabe ni quién es el padre, ni el tío, ni con quien se acostaba la buena señora...
Un beso enorme.

David Figueroa dijo...

Muy bueno este micro Maite! ¿Dónde lo había leído antes?
Besos

Lola Sanabria dijo...

Fantástica descripción que desemboca en un final abierto y muy sugerente. Ternura a borbotones.

Puñado de besos.

Maite dijo...

Sibreve: con espectadores como tú, da gusto bolear ;) Un abrazo fuerte


Luis: hombre, yo creo que los pies y la nariz son determinantes en la identificación genética ;) Besos


David Figueroa: gracias David, lo leíste en el Filandón, que me colé, lo mandé sin nombre y salió como anónimo y luego Alberto lo subsanó, en fin, torpe que es una y que no se lee las bases que los organizadores ponen tan concienzudamente (maite-sonrojada)


Lola Sanabria: inocencia de adulto :)

AGUS dijo...

Me ha encantado. Hay textos en los que detrás se percibe la mano férrea del escritor dictando las palabras. Uno de esos micros al que no le falta ni le sobra ni una palabra. Lleno de emoción, ternura y nostalgia. Impecable, Maite. Un lujo de micro.

Un abrazo y felices fiestas.

Víctor dijo...

Maite, te sales mucho. Pero mucho. Lo que dice la palabra "payaso" es incondensable ni en 5 líneas. Sutil, muy sutil.

Un abrazo y feliz navidad!

Alberto Otaduy dijo...

Muy bueno Maite, te paso el link de un libro escrito por una amiga. Es la sobrina del Gil de Biedma y escribe muy bien. Tienen un gen en la familia increíble.

http://libros.fnac.es/a393925/Ines-Garcia-Albi-Por-que-mi-hijo-se-parece-a-su-abuela

que los disfrutes

Kum* dijo...

Ferpecto, Maite. Delicioso hasta el final.

Un beso payaso.

Maite dijo...

Agus: me dejas sin palabras ante este comentario ;D debe ser mi regalo de Navidad, gracias!!


Víctor: otro regalo de Navidad!! ya sabes que me gusta tenerte de comentarista ;) Yo también te deseo unas Felices Fiestas, y ojalá que el 2011 traiga el libro de Víctor Lorenzo. Un abrazo.


Alberto Otaduy: pues me voy rápidamente a ver qué escribe tu amiga, un beso grande Alber


Kum*: qué bien que te haya gustado, me quedo con ese beso, muerta de la risa ;) aunque tras ver la peli de Balada Triste de Trompeta, no te creas que ya me gustan mucho los payasos!! Un abrazo enorme, Karlos.

Anónimo dijo...

Le estoy cogiendo gusto a esto de los micros eh?? jejeje Se dice TANTO en tan poco que son tremendamente RICOS... uunmmmhhh! Para chuparse las emociones¡¡¡ FELIZ NAVIDAD Maite!!! y ojala que el 2011 también traiga tu libro!!!!

Un Abrazo

Juani

Patricia dijo...

¡Qué familia! Como siempre maite, ni una palabra de mas ni una de menos, un placer leerte

Un beso

Ricardo Miñana dijo...

En estas fechas tan entrañables que la armonía, paz y felicidad entren en tu casa.
¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

Maite dijo...

Juani: uy! eso que dices sería más que un regalo de Navidad :) Ojalá todo el mundo se aficionara más a los micros, son realmente grandes, pequeñas pildoras de ilusión, de aventura, de reflexión, de filosofía... Un abrazo también para ti y Feliz 2011


Patricia: jajaja, ya ves, menuda familia!!! Un besazo y gracias por tu siempre cariñosos comentarios


Ricardo Miñana: y en la tuya, Ricardo, y en la tuya, armonía, paz y felicidad para todo el mundo :)

Belén Lorenzo dijo...

A mí, más que el final, me resulta evocador el inicio: él será todo lo que yo no fui... Un payaso frustrado. Todos dejamos cosas pendientes que esperamos ver resueltas en los hijos (supongo).
Un abrazo y una sonrisa, Maite.

Maite dijo...

Belén: estoy de acuerdo contigo en que se espera dar todo a los hijos para que puedan llegar donde los progenitores no pudieron, pero también he de decir que en este micro la palabra payaso es clave para determinar ese inicio, será todo lo que no fue, porque...lo más seguro es que ni siquiera sea hijo suyo :o

Belén Lorenzo dijo...

:oS Definitivamente, me fui por otro sitio :o) lo entendí como una frustración del padre por no haber seguido el camino que quería o algo así. Me da que el padre y yo somos igual de despistados y/o confiados :o)
Un abrazo, Maite.

Maite dijo...

Belén, pues me gusta mucho pensar que hay gente confiada en el mundo, yo creo que esos son los que hacen que aún merezca la pena ;) El problema son...los otros, los que hacen la trampa. Un besazo inocente.

Torcuato dijo...

Muy bueno. ¿Para qué decir más?
Un beso, Maite

Maite dijo...

Gracias Torcuato, cuando uno está a gusto, lo mejor es disfrutar del silencio ;) Un beso.

R.A. dijo...

Ya en el Filandón me pareció bueno y me lo sigue pareciendo.
Y a mí que me cae bien ese tío payaso...vete a saber, qué sabe nadie porque se hacen ciertas cosas...

Un abrazo!

Maite dijo...

R.A.: jajaja, efectivamente, vete tú a saber, y si además hace reir al muchacho, seguro que no es tan malo, besitos