Visitantes

miércoles, 16 de marzo de 2011

Peligrosa fonodependencia

No podía soportar las constantes llamadas, ni el inaguantable sonido de aquel tono. Verle siempre pendiente del teléfono me crispaba los nervios. Se pasaba las horas absorto, imbuido en su mundo inalámbrico. Cansada y aburrida, confirmé que aquella situación daría al traste con nuestro matrimonio. Mi determinación fue tajante y, aunque esa era la única forma de hablar, decidí dejar de llamarle.

34 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que crueldad...

Besos.

Propílogo dijo...

Me ha recordado a algo que leí acerca de la gente que percibe vibraciones falsas en la pierna, pensando que le llaman.
Cruel, como dice Toro Salvaje.
Abrazo

No Comments dijo...

Ahí, ahí, ni contigo ni sin ti, jajajja
¡Será posible!

Un saludo indio

David Figueroa dijo...

Que esa fuera la única forma de hablar ya es un indicativo de que el matrimonio no funcionaba. Por cierto yo he sentido esas vibraciones falsas de las que habla Gabriel. Me gustó, Maite.
Abrazos.

Sucede dijo...

Pensaba que le comunicaría la ruptura con una llamada... que mejor forma, no? jajaja.
Un humor negro y simpático!
Un abrazo!

manuespada dijo...

Muy ingenioso, Maite. Juegas con lo paradójico de la relación muy bien. Quizá ahora él se quite el mono llamando al contestador automático de ella para escuchar su voz. Besos.

moderato_Dos_josef dijo...

Bien hecho!

Saludos.

AGUS dijo...

Coincido con Manu. Me gusta como juegas con los significados de las palabras hasta llevar la historia al extremo más paradójico y surrealista. Una buena metáfora de la incomunicación de nuestros días. Me alegra verte en forma.

Abrazos.

Anita Dinamita dijo...

Yo también pensé que para comunicarse con él decidiría llamarle... desde luego una relación así mejor no tenerla, salvo en la distancia, no?
Un abrazo

Torcuato dijo...

Este micro está muy logrado. No sé si lo has trabajado mucho pero el resultado me ha gustado mucho.
Besos, Maite.

Patricia dijo...

ja ja, extraño caso de amor platónico (?) matrimonial.
Qué prueben con facebook!

Gracias por la sonrisa
Un beso grande Maite

Su dijo...

Mujer, me encanta la manera que tienes de darle la vuelta a las historias.

Besos sin vueltas

Elysa dijo...

Micro sobre la incomunicación en la época donde más medios de comunicación existen.
Buen final.

Besos

José Antonio Fernández dijo...

Ja,ja,ja. El final no me lo esoeraba. Me gustó.
Un abrazo.

Pedro Alonso dijo...

A mi también me ha sorprendido mucho ese final. El micro me transmite una sensación de amor enfermizo y de falta de comunicación real, de esa en la que se mira a los ojos y se toca la piel. Impecablemente escrito, Maite. Un beso.

depropio dijo...

Muy buen final, bueno, bueno

Maite dijo...

Toro Salvaje: Ya ves, el amor, a veces, es cruel. Besos.


Propílogo: ufs, a mí también me pasa, hay veces que oigo mi teléfono sonando y no suena ¿será igual a oir voces? glups.


No comments: si es que nunca estamos contentos con lo que tenemos, ¿será posible?


David Figueroa: que algo no andaba bien, está claro, lo que no sé es si era la relación o sus propias cabezas ;)


Sucede: yo, como venganza, le pondría un politono de El Fari :) Besos


manuespada: tiene toda la pinta de que ese sea el siguiente capítulo, Manu, el síndrome de abstinencia tiene que ser la caña y para paliarlo, hace un complot donde cambia todas las voces de las mujeres que anuncian la parada del bus, del metro, el gps, siempre escuchando su voz, allá donde quiera que vaya!


moderato_dos_josef: ¿me lo dices a mí o a ella? ;)


Agus: aún no estoy en forma, sólo he salido a hacer un par de kilómetros a ver cómo me sentía, veremos si soy capaz de correr la maratón ;)

Maite dijo...

Anita Dinamita: lo que parece obvio, a veces no lo es tanto, ella decidió dejar de llamarle. Un abrazo fuerte!


Torcuato: me alegra que te gustara, Tor. El micro tiene su ratito detrás, sí, a mi las cosas no me fluyen tanto como me gustaría :(


Patricia: podría ser una solución, ahora hay mil formas de comunicación, tal vez algo más silencioso, aunque me temo que...igual de adictivo ;)


Su: hay que darle la vuelta a todo, hasta a los bolsillos, esa es la única manera de encontrarte con las sorpresas :D Abrazos


Elysa: ¿curioso, verdad? contra más armas de comunicación tenemos, más parece que nos aislamos.


José Antonio Fernández: creo que no te lo esperabas tú, ni el hombrecillo protagonista ;)


Pedro Alonso: que bonito comentario, Pedro, no sé si tenía intención de trasmitir tanto, pero me alegra que a ti te haya llegado así. Un fuerte abrazo.


depropio: que lo diga el experto en finales impactantes e ingeniosos es un auténtico lujo ;)

Adivín Serafín dijo...

Poderosa decisión.

Blogsaludos

Raúl dijo...

Uno puede llegar a confundir el objeto de ese amor. ¿A quién quería más a la mujer, o al medio de comunicación que le acercaba a ella?

Stewart dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=tVpgZlOXtZo

Maite, me ha recordado poderosamente a esta... una de mis primeras canciones.

Te pongo el link, no sin cierta vergüenza.

CYBRGHOST dijo...

Es que como decía alguien que me ayudó mucho "A la gente hay que olerla".

Rocío Romero dijo...

Qué bueno, Maite, pero el tipo a lo mejor no se dio cuenta... Un SMS "n klab" habría sido lo suyo :-)
Y yo también he notado falsas vibraciones y lo he buscado como loca cuando el sonido no era el mío ¡ay, qué cruz! Besos

Maite dijo...

Adivín: no sé si la decisión es poderosa, pero si parece ser resolutiva :O


Raúl: difícil de saberlo, cuando algo capta tanto la atención de uno y se olvida de lo que es de carne y hueso, tiene mal final, casi seguro.


Stewart: qué bueno!! jajaja, estamos "conectados" :D Vi tu video ayer por la noche y me hizo mucha gracia la coincidencia, ¡eres un artita polifacético! Vi que tienes al menos otro video colgado ;) también lo escuché! Besos


Cybrghost: muy buena frase y muy cierta. Abrazos.


Rocío Romero: efectivamente, tendría que haber enviado un sms, de esos que me mandan mis sobrinos y para los que casi necesito un diccionario, que por cierto existe y donde he podido ver que también le podía haber enviado un sms diciendo: t @, que según el susodicho diccionario significa "te envio un email" Bufffffff. Mil besos, con todas las letras.

Claudia Sánchez dijo...

Muy buen micro Maite. La llana cotidianeidad, paradoja comunicacional incluida, rematada con la sorpresa final. Redondo.
Besos,

Lola Sanabria dijo...

Una medida muy drástica, pero tal vez la única que podía hacerle reaccionar. Hay mucho enganchado al móvil.


Puñado de besos.

Maite dijo...

Claudia Sánchez: la sencillez de lo cotidiano frente a lo complicado del ser humano. Un choque del que a veces es difícil no salir herido. Un abrazo.


Lola Sanabria: supongo que las decisiones nunca son fáciles de tomar, sea cuales fueran. Incluso no tomar una decisión ya es tomarla. Así que...drástica, o no, es la única válida, la que se toma. Abrazos nocturnos.

vittt dijo...

enorme micro. descomunal.

Antonio M. dijo...

Los tonos polifónicos, son un avance mítico...
Mr. Mundini dixit ;-)
Abrazos Maite¡

Maite dijo...

vittt: gracias por esa enormidad de buenas palabras ;) un fuerte abrazo.

Antonio M.: me encanta lo de Mr. Mundini ;) Abrazos

Anónimo dijo...

Jeje... Pues me has pillado bajo poque no he visto el final hasta llegar al mismo. ¡¡Las paradojas del amor y la comunicación humana!!

Un besazo enorme, mi pequeña.

Maite dijo...

Anónimo: andas desentrenado ;) es raro que a ti se te escape una. Besos

enmalestado dijo...

Excelente determinación. Ni un solo mensaje de texto, hombre

Maite dijo...

enmalestado: no se los merece, como mucho, un recado en el buzón de voz :)