Visitantes

lunes, 10 de octubre de 2011

Manuel d'amore


Estaba tendida en el suelo, muda, desnuda, con la cara hinchada y restos de semen sobre la almohada. Si alguien no tomaba cartas en el asunto, pronto su vida habría acabado. Lo ponía bien claro en la caja "para una duración prolongada, desinflar después de usar"

28 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Qué micro más duro y visual. Me ha sorprendido muchísimo. El Manuel ese tiene poco cuidado con sus amantes y con sus juguetes, ¿no es así?, ya verás cuando descubra que empieza a desincharse y que no puede echar la culpa a nadie.
Me gustó

Odys 2.0 dijo...

Descarnada sátira, hecha de plástico y cabezones resecos, los restos de una tormenta vivida en soledad. Me pregunto dónde estará el náufrago...

Besos.

Mar Horno dijo...

Buen giro final. Hay que cuidar las cosas para duren, aunque sean de plástico. Un beso.

Ximens dijo...

Es de los relatos que me dejan un sabor agridulce, pues aunque el giro final es humorístico, la carga inicial es una lacra que me cuesta tomar en broma.

Patricia Nasello dijo...

Humor sarcástico, punzante. Cualquier parecido con la realidad...

Daniel Sánchez dijo...

Muy bueno, aunque echo en falta más narración como lo que es habitual en tus micros.

TORO SALVAJE dijo...

Que fuerte!!!

Me da hasta pena.

Besos.

AGUS dijo...

Consigues de una manera muy hábil que uno sienta lástima por la muñeca, así que imagínate por el protagonista al que ni tan solo nombras. Elipsis, elipsis...

Abrazos.

Cybrghost dijo...

Si es que hay que cuidar a la pareja aunque sea de goma. Cuando aprenda eso quizá consiga una de verdad.

Nicolás Jarque dijo...

Maite, las muñecas hinchables también deben tener su dignidad y se las debe cuidar. Me ha costado varias lecturas entender que era una muñeca, por lo que creo que nos haces "trampa", me encanta eso.
Es un gran micro, felicidades.
Un abrazo.

Elysa dijo...

Me parece muy bueno y no sé exactamente porque, quizás por esas sensaciones tan contradictorias que provoca. La imagen es muy ¡agg! no sé si me explico para luego llegar al mensaje de la caja...

Besitos

Lola Sanabria dijo...

Una muñaca con mucho aguante, casi como algunas mujeres.

Abrazos de carne y hueso.

montse dijo...

Mejor con una de plástico que otras cosas. Creo que en eso estamos todos de acuerdo. Respecto al micro...visto lo visto, me repito, mejor con una de plástico. Total, él también parece estar hecho de ese material.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Duro, de los que rascan en lo más negro de la soledad.

Un micro perfecto, Maite.

Mis parabienes.

Torcuato dijo...

Joer, buenísimo.

enmalestado dijo...

Genial el micro, Maite. Con tu permiso, me lo llevo a mi galería de la envidia http://enmalestado.wordpress.com/pura-envidia/

manuespada dijo...

Muy bueno, me ha recordado a la peli "Tamaño Natural", en la que un hombre se enamora perdidamente, y en un tono realista, de una muñeca hinchable. Es una de sus pelis menos conocidas y sim embargo es muy buena, como tu texto. Besos.

vittt dijo...

la sensación que se tiene después de hinchar una muñeca a fuerza de pulmones, el ligero mareo, el desconsuelo en el estómago y las chispitas en los ojos, es muy parecida al amor. sobretodo si la muñeca tiene las tetas muy grandes ;-)
bravo, maite. un abrazo.

Pablo Gonz dijo...

Logras que nos dé pena el destino de un pedazo de plástico. Gran logro cuentístico a mi entender.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Maite dijo...

Luisa Hurtado: sí, es duro, y el tipo este seguro que encuentra a quien echar la culpa, aunque sea al fabricante.


Odys 2.0: pues yo también me lo pregunto, ¿en un bar?, ¿en casa de su ex?, ¿en un club de alterne?, ¿en la morgue?, ¿trabajando y ocultando sus habilidades secretas? ...


Mar Horno: efectivamente, hay que tener cuidado con todo, que hasta el plástico puede ser un material sensible.


Ximens: la verdad es que aunque tenga un contenido de sátira, no intenta ser tanto una comedia como un melodrama, y mucho por parte del protagonista, imbuido en su soledad.


Patricia Nasello: es pura coincidencia, desde luego!! Besos


Daniel Sánchez: pues este micro fue concebido en tiempo de justas, y como el máximo son 50 palabras, se quedó así, pero me gustó, creo que no había que decir más. De todas formas, volveré a mi extensión, en breve :) Gracias por pasarte y dar tu parecer. Abrazos.


Toro Salvaje: ¿quién te da pena? ¿él o la muñeca? No me extraña que te de lástima, este tipo bien podría ser alguno de tus personajes.


Agus: así es, eso trataba, de saltar de la congoja por una a la total desolación por el protagonista. Brindemos por las maravillosas elipsis :D


Cybrghost: no podrías haber dejado una reflexión mejor. Tal vez también deba quererse más a sí mismo. Buenísima lectura.


Nicolás Jarque: bueno, espero que no te hayas cansado al tener que darle tantas vueltas, juro que no he hecho trampa y pensé que en esa última línea se leía claro el final. El único truco, como bien dice Agus, es la elipsis, me encanta jugar con ello.


Elysa: jajajaja, te explicas a la perfección ;) esa onomatopeya me lo ha dejado bien clarito. Besos.


Lola Sanabria: muy cierto, Lola, y muy terrible también. Besos de epidermis.


montse: desde luego, mucho mejor esto que no lo otro -tú me entiendes- por eso en este micro la verdadera víctima es él.


Pedro Sánchez Negreira: analizas muy bien el fondo de lo que trato reflejar en los micros. Un gustazo tus lecturas, Pedro.


Torcuato: gracias Tor!!


enmalestado: con mi permiso, mis parabienes y mi alegría ;) todo tuyo, es un honor.


manuespada: creo que alguna vez vi una película con un contenido parecido al que tú dices, pero no de este director. Miraré esa peli que dices. Abrazos.


vittt: te veo hecho un experto en la materia ;) Gracias por tu positivo comentario!!


Pablo Gonz: que tú lo califiques como de logro cuentístico ya es como obtener un premio :D Besos

Raúl dijo...

Qué vida más puta la de los seres de plástico.
Excelente el micro.

Maite dijo...

Raúl: complicada, sí, o en este caso, como tú bien dices, algo puta, en efecto.

Anónimo dijo...

Me has dejado impresionado con esa capacidad de dar vida... Por no hablar de lo gráfico y visual. Llegas incluso a sentir compasión por la muñeca.

Redondo!!

Luís

Maite dijo...

Luis: si es que las muñecas hinchables también tienen su corazoncito ;)

Anita Dinamita dijo...

Muy visual, Maite, engañas sin engañar. Pobre muñeca, que alguien haga algo...
Abrazos

Maite dijo...

Anita Dinamita: a mí no me gusta mentir ;)

angel dijo...

Muy en tu estilo Maite. Tus giros finales me entusiasman.
El sentido del humor, tan fino y sarcástico también.
Hacía mucho que no te visitaba pero es un placer siempre.

Maite dijo...

Angel: tú siempre eres bienvenido, aunque tardes en volver, lo importante es que vuelves ;) Este es muy de nuestro estilo ¿verdad? jejeje.