Visitantes

lunes, 17 de octubre de 2011

Microrrelato: R.E.M.

Escondida en un rincón espero el instante oportuno. Me acerco a su cama despacio, caminando de puntillas, sin hacer ruido, tratando de no despertarle. Le veo moverse agitado; ahora es el momento. El cloroformo está haciendo su efecto. De un salto me incorporo dentro. Me convierto en la mujer de sus sueños.

23 comentarios:

Mar Horno dijo...

Maite, espectacular. Pensaba que era un microrrelato de terror y resulta que es de amor. Magnífico final. Un beso.

AGUS dijo...

Un micro de idea, potente. Me gusta el final porque parece cerrado, pero no lo es. "La mujer de tus sueños (o la peor de tus pesadillas). Me gustó.

Abrazos.

Ana Crespo Tudela dijo...

Me ha gustado la sorpresa del relato. Espero que le pase lo mismo a tu durmiente cuando ella aparezca en sus sueños.
Besos

Ximens dijo...

Así debe ser. Esperar el cambio de sueño, la puerta abierta, para entrar y ser soñada. Pero claro, esto lo digo al final, pues pensé que se lo cargaba.

Nicolás Jarque dijo...

Maite, que fabuloso micro. Como juegas con ese misterio dándole intensidad al final. Me ha gustado y su originalidad también.
Un abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Ah, qué precioso.
Lo va a lograr, estoy segura.

Siempre es un placer leerte, Maite.

Odys 2.0 dijo...

Coincido con Agus, un relato abierto a todo un abanico de posibilidades, en el que el sueño hecho pesadilla se convierte en la más inquietante.

Besos!

Elysa dijo...

Un micro potente en imágenes y que juega al engaño con el lector. Me parece muy, muy bueno.

Besitos

Propílogo dijo...

Tiene algo especial, Maite. Y es que no hay una sola imagen, como ocurre en otros micros, en los que el lector imagina la escena; sino varias imágenes, una especie de momento largo. He dudado con la penúltima y la última frase. La del cloroformo puede hacérseme prescindible. Y el hecho de incorporarse dentro me resulta definitivamente incómodo, pero releyendo, me gusta. Acierta a ser un juego entre lo supuesto de incorporarse -que sería más ponerse a la par, o dentro de un grupo- y el incluírse, meterse, introducirse. Definitivamente me parece un acierto. Es una frase que puede hacerte detener y continuar algo más contento que antes.
Saludos
Gabriel

Igor Rodtem dijo...

Me encanta, Maite. El final no me lo esperaba ni por asomo...

TORO SALVAJE dijo...

A grandes males grandes soluciones.

Besos.

Lola Sanabria dijo...

Salto de lo carnal a lo espiritual bien contado y con final, como apunta Agus, abierto.

Besos dobles.

vittt dijo...

me creía preparado para todo, pero sólo estaba preparado para lo peor. por eso me has sorprendido tanto y tan agradablemente, maite. no puedo dejar de sonreír!

Ángeles Sánchez dijo...

Me parece un micro muy bueno, desde el título que en ningún momento rompe la sorpresa final hasta la última frase donde se convierte en la mujer de sus sueños. Lo has narrado muy hábilmente, poniendo cada escena en su sitio justo.
Aplausos Maitechu

Torcuato dijo...

Lo que pasa es que al día siguiente tendrá dolor de cabeza.
Besos.

Daniel Sánchez dijo...

genial la frase de cierre.

Maite dijo...

Mar Horno: ya ves, hasta lo más terrofífico puede ser romántico :)

Agus: tal vez pueda tener un poco de ambos componentes, un psicoanalista tendría mucho que decir sobre lo que ve cada uno en un mismo texto :D


Ana Crespo Tudela: espero que al menos él la reconozca cuando se despierte!


Ximens: jajaja, entonces eso es que el micro ha funcionado


Nicolás Jarque: me alegra mucho ver por tu comentario que la "estrategia" ha funcionado.


Patricia Nasello: al menos ella está haciendo todo lo que está en su mano para lograrlo -creo- Besos


Odys 2.0: y yo también coincido con vosotros, que alguien se meta en mis sueños siempre me crea cierta intranquilidad


Elysa: vaya, pues muchas gracias por ese redoble de muys que haces en tu comentario ;)


Propílogo: te confesaré, Gab, que el texto inicial no contenía esa frase, pero no termnaba de cuadrarme, me parecía un micro predecible, soso, o simplemente que le faltaba ese componente que fuera mío, que lo distinguiera de una historia que hubiera podido ser contada por "otro" El caso es que cuando metí el cloroformo, todo cobró sentido, creo que es el eslabón que crea esos sentimientos y pensamientos contradictorios en el lector. Abrazos.


Igor Rodtem: me alegra haber sorprendido, no es sencillo en lectores avezados como vosotros :D


Toro Salvaje: o el fin justifica los medios, que dirían otros.


Lola Sanabria: así es, Lola, dos planos que conviven en un mismo espacio.


vittt: objetivo logrado entonces, doblemente, porque provocar tu sonrisa también activa la mía.


Angeles Sánchez: gracias, guapa!! me alegra verte por aquí y sentir que te ha gustado :D


Torcuato: me temo que ese malestar será inevitable.


Daniel Sánchez: gracias, compañero!! :)

Cybrghost dijo...

A ver cuando despierte si recuerda lo que soñó.

Maite dijo...

Cybrghost: esperemos que la reconozca, sino será trabajo en balde.

Anita Dinamita dijo...

Estupendo, Maite, breve y conciso.
Abrazos

Maite dijo...

Anita Dinamita: Gracias vidalilla ;)

R.A. dijo...

Este Manueal d´amore me gustan mucho por todas las razones, buenas razones que te dicen Gab y oDYS.


Abrazo!

Maite dijo...

R.A.: pues me alegra mucho que te unas a sus razonamientos, porque están hechos con mucho criterio y por eso todos sus comentarios los tengo muy en cuenta ;) Abrazos