Visitantes

jueves, 6 de octubre de 2011

Microrrelato: LA ÚLTIMA CITA


Son las doce horas, un minuto y quince segundos –pienso mientras camino de un lado a otro de la acera con las flores en la mano. Me arreglo por enésima vez el traje, centro el nudo de la corbata, miro mi reflejo en un escaparate y observo que tengo un, digamos, espléndido aspecto. Me atuso el cabello, paso el dedo índice por el borde del cuello de la camisa y vuelvo a mirar el reloj. La espera es eterna. Saco el pañuelo para lustrar mis zapatos y accedo a la carretera para obtener una mayor perspectiva. Al fin la veo llegar. La comitiva se acerca al cementerio.

30 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Y mejor que sea la última.
Si hubiera más sería preocupante.

Besos.

Gemma dijo...

Muy buen micro, Maite. Ni siquiera puede evitar los nervios en su última cita. Un abrazo

montse dijo...

Buena curva a media lectura. Me deja preguntándome si hubo alguna cita antes de esa última.

manuespada dijo...

Este micro me ha gustado mucho. Sobre todo porque no cae en el recurso de usar el tiempo como recurso porque, visto lo visto, creo que casi todos los textos que les habrán llegado al concurso serán juegos temporales, viajes en el tiempo, etc. Besos.

AGUS dijo...

Me ha gustado mucho el micro, y aunque no suelo darle demasiada importancia al giro final, esta vez la imagen me ha influido en la lectura. Por otro lado, es impecable, muy tuyo.

Abrazos.

Daniel Sánchez dijo...

Muy bien construido sin duda.

Mar Horno dijo...

Me ha encantado. Solo espero que no sea su primera cita. Un beso.

No Comments dijo...

Muy bueno Maite, un poco fuerte, esa despedida final, pero impecable ejecución.
Un saludo indio

Ximens dijo...

De tu relato que nos tiene en un estado de nervios similar al protagonista, destacaría la fase "La espera es eterna", ahí, colocada como si fuera ahora, cuando realmente es todo el futuro lo que queda de espera. Me gusta.

Cybrghost dijo...

A mi me mata ese control del tiempo del principio :-). ¡Hasta los segundos!. Me gusta.

Pablo Gonz dijo...

Entre el amor y la muerte se extiende toda la vida/literatura.
Abrazos admirados, Maite.

Odys 2.0 dijo...

Y tanto, que la espera va a ser eterna... A no ser que le dé por partir con ella :-)

Eros y Tánatos de la mano, para siempre.

Muy bueno,

Besos.

José Antonio Fernández dijo...

Un gran micro, Maite. El giro final es perfecto. Es como una botetada cuando te das cuenta del argumento. Me gustó mucho, mucho.
Un abrazo!

Esteban Dublín dijo...

Magnífico. Un final como puñalada.

Nicolás Jarque dijo...

Maite, me dejas sin palabras. No sólo por el final que es esplendido, sino por el relato en sí. Es muy bueno.
Me ha encantado, mis felicitaciones por haberlo escrito.
Un abrazo.

Elysa dijo...

Pues estoy como todos, me parece un micro genial. Esa tensión tan bien reflejada de las espera y ese: Al fin la veo llegar, justo en el lugar, para conseguir que la sorpresa sea mayor y más contundente.

Besitos

Maite dijo...

Toro Salvaje: jajajaja, desde luego, muyyyy preocupante :D


Gemma: ya ves, hay que estar siempre guapo para el otro, aún en los momentos más singulares.


montse: muy buena pregunta, de ahí pueden partir mil historias. Besos.


manuespada: me pareció que era una buena manera de deshacer el nudo que había hecho Alberto, aunque no debió de ser suficientemente buena ;)


Agus: no sé qué quieres decir con que te ha influido, ¿te ha descubierto el final? no me parecía a mí que diera demasiadas pistas y la imagen me gustó. Me gusta eso de "muy tuyo" suena a que tenga un estilo personal y eso ya es mucho. Abrazos!


Daniel Sánchez: me alegra verte por aquí, ya sabes que se echa de menos tu valoración :D


Mar Horno: como le dice a Montse, esa es una incógnita que solo vosotros podéis descubrir. Besos!


No comments: no más fuerte que la vida real ¿no? ;) Abrazo!


Ximens: me alegra que te hayas fijado en ese detalle, está puesto justo como un guiño -reconozco que un poco macabro- en mitad del texto, como avanzando lo que se nos viene encima.


Cybrghost: eso no es cosecha mía, la culpa la tuvo Alberto Corujo y su estupendo relato ganador de ReC ;)


Pablo Gonz: yo no podría haberlo dicho mejor, Pablo. Cuando nacemos es un acto de amor, y desde ahí, hasta la muerte todo el literatura/vida.


Odys 2.0: me encanta tu referencia a los dioses. Nos lo pusiste difícil ¿eh? pero me encantan estos ejercicios partiendo de la genialidad de escritores como tú ;)


José Antonio Fernández: pues me das una alegría inmensa :)


Esteban Dublín: un gustazo tenerte por mi casa, Esteban.


Nicolás Jarque: pues tu comentario me deja a mí sin palabras, voy a hacer que me lo creo y dejo que me suba un poquito el ego ;) Abrazos!!

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Un trabajo hecho con la precisión de un relojero, al punto que el engaño con que nos guías, nos complace al llegar al final.

Tal como comentáis Pablo y tu, desde que nacemos todo es vida y literaruta, y de esta tus nos regalas mucho.

Un abrazo.

Torcuato dijo...

Tecnicamente perfecto pero me ha chirriado la frase final.
En todo caso, un buen intento.
Voy a leer el otro.

Lola Sanabria dijo...

Final trágico que te deja mal sabor de boca. Buen intento, Maite.

Abrazos muy vivos.

vittt dijo...

ah, los románticos incorregibles...
los micros que tocan a muertos tan bien son mis favoritos ;-)

Maite dijo...

Pedro Sánchez Negreira: las piezas intentan estar encajadas, aunque no siempre se consigue, ni en la literatura, ni en la vida ;)


Torcuato: ¿te chirría el final? me interesa eso, ¿por qué? Besos, Tor.


Lola Sanbria: vaya, pues no me gusta dejar mal sabor de boca :(


vittt: gracias por ver ese puntito de romanticismo, sé que tú lo comprenderías ;)

XAVIER BLANCO dijo...

Maite, buen micro, título y final unidos en ese camino. Esta será la última cita, no creo que pueda remediarlo.
Un abrazo

Torcuato dijo...

La verdad es que no lo sé. El micro es perfecto pero esa aclaración final con la palabra cementerio parece que desentona. De todas formas es que no se si habría una solución mejor. Pensando en el concurso, es una frase final muy buena, como principio de un nuevo micro.

En fin, Maite, quizá nos volvemos un poco maniáticos y puntillosos.


Besicos.

Maite dijo...

Xavier Blanco: me temo que así será, no habrá más citas románticas.


Torcuato: la verdad es que le final me parecía bueno para ser frase de inicio, y creo que también es bueno dejar claro el final del relato, para que el lector no se me pierda demasiado en la historia. Tú puedes seguir siendo puntilloso, que las críticas bien hechas sirven para crecer. Abrazos.

R.A. dijo...

Me guata más este intento que el anterior porque me resulta más redondito, está muy bien escrito y , como dice Manu, ha evitado el texto al que invitaba la frase casi tan inevitablemente como la cita de tu protagonista.

Un abrazo y disculpas como digo siempre, hay mucho blog y poco tiempo.
Leer leo lo que puedo, comentar reconozco que a los de siempre (cuando era R.A. y no tenía ni blog) pero porque soy muy nostálgica.

Maite dijo...

R.A.: te confieso que a mí también me gusta mucho más, pero quise hacer dos opciones distintas, a ver qué salía.
Por lo de comentar, no te preocupes Rosana, lo entiendo perfectamente, a mí me pasa igual. Mucha gente buena escribiendo buenos textos en busnos blogs, pero poco tiempo. Si trabajo, escribo, leo y comento...ni como ni duermo, y esto no es bueno para la salud ;) así que intento diversificar un poco las entradas y los comentarios. Aunque lea casi todo. Muchos besos.

Anónimo dijo...

¡¡Joder, hasta el final!!
Me has dejado KO...

Un besazo.

Maite dijo...

Luis: me alegra conseguir esto con el lector, ya que no lo consigo con el jurado de ReC, grrrrrrr ;) Besos

Maite dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.