Visitantes

martes, 28 de febrero de 2012

Microrrelato: Mensaje cifrado



Veo junto a su reloj unos números grabados en su piel. Los recorro con la yema de mis dedos inquisitivos, que intentan explorar el pasado mientras los suyos recorren mi cuerpo explorando el presente. Su relieve me lleva a pensar que no son tatuajes, sino heridas. Que sean correlativos indica, tal vez, una cuenta ascendente, pero no acierto a saber cuál es su significado. Por mi mente pasan castigos, cárceles y asesinatos. La incertidumbre acentúa el placer que él me provoca. Gimo. Solo seré un número más.

19 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

A mi no me ha salido nada para esa convocatoria, otra vez será. Pero si algo me sugerían esos números en la piel, eran también, como a ti, malos presagios.
Por eso me he tragado como una campeona el giro final, muy bueno. No me la esperaba en absoluto.
Me gustó, Luisa

Nicolás Jarque dijo...

Maite, logras que me estremezca con ese final. Da que pensar y le pone un colofón a todas las posibilidades que se plantea.

Enhorabuena por haberle sacado tanto jugo a esta frase. ¿Sabes que aún podría ser finalista el micro, no?

Un abrazo grande.

Adivín Serafín dijo...

Señora Maite, me has dejado alucinado. Cualquier cosa que te propongas la vas a escribir.

TORO SALVAJE dijo...

Una muesca más de amor.

Besos.

AGUS dijo...

Me ha gustado mucho, Maite. Te ha salido un relato de corte intimista con un punto de inquietud y desasosiego. Muy bien escrito, preciso.

Abrazos.

Patricia Nasello dijo...

Un rulo final que deja sin aire: mi pensamiento volaba junto al de la protagonista.
Una muesca más en la culata?
Por ahora. Quizá algún día sea la definitiva (si ella está dispuesta a esperar, que quizá no...)

Siempre es un enorme placer leerte, Maite.

Besos

Miguelángel Flores dijo...

Qué buena punta has sacado al lápiz (y no es mi intención ser obsceno). Destaco el presente y pasado unidos por los dedos y ese final vencido.

Un abrazo, Maite.

Elysa dijo...

Esos números son muy inquietantes tanto como esa frase final. Me quedo muy intrigada.

Besitos

Alberto Flecha dijo...

Una muesca más en la pistola. Reza porque sólo sea un playboy jajaja
Un abrazo, Maite.

Maite dijo...

Luisa Hurtado: la verdad es que la frase sugería algo pelín oscuro, gracias por la lectura. Besos.


Nicolás Jarque: ¿finalista de ReC? eso sí que es un sueño ;) Me alegra muchísimo saber que esta semana oíremos en antena a nuestra querida Marina-Acuática.


Adivín Serafín: D. Nel, es usted la mejor medicina para el ánimo :)


Toro Salvaje: hay a quien ya no le queda espacio :p


Agus: el mundo interior y psicológico, de ambos, me parece interesantísimo de explorar


Patricia Nasello: no sé, Patri, me da a mí que este perfil no es el adecuado para nadie. Mil besos.


Miguelángel Flores: jajaja, me has provocado una carcajada :D Esa conjunción de dos planos temporales es vital para la semántica psicológica. Abrazos.


Elysa: ¿el relato te ha creado el mismo morbo que a la protagonista? Besazos

Maite dijo...

Alberto Flecha: más le vale rezar lo que sepa para que solo sea eso :)
Se te echaba de menos. Besos.

José Antonio Fernández dijo...

Vaya, me ha encantado el micro. Al fin y al cabo somos números para todo. Pura encuesta. En fin...
Abrazo!

Lola Sanabria dijo...

Ese número más es muy inquietante. Final abierto al abismo del pasado.

Abrazos triples.

Odys 2.0 dijo...

Muy buena mezcla de erotismo, sensualidad y peligro, Maite, se merecía un puesto en la final...

Besos

Maite dijo...

José Antonio Fernández: pura estadística. Abrazos.


Lola Sanabria: ya lo dice la canción ¿qué será, será? Besos multiplicados


Odys 2.0: buf, buf, buf, eso son palabras mayores, de momento dejamos el honor para Marina :)

Cybrghost dijo...

El final es tan abierto como espeluznante, me encanta.

Rosana dijo...

Me ha encantado este micro, como dice Odys muy sensual y con final abierto a si solo es un Casanova o un psicópata o las dos cosas...


Abrazo

vittt dijo...

cuanto menos dejar la herida. mejor una muesca que nada.

Maite dijo...

vittt: hay veces que la huella que se deja es de una patada O_O