Visitantes

viernes, 18 de febrero de 2011

AMOR BULÍMICO


Desde que tengo turno de noche apenas coincidimos en casa. A partir de ese momento, Lucía ha comenzado a engordar de una manera exagerada. Come compulsivamente cuando está sola. Los médicos dicen que es un problema de ansiedad. Pero yo sé que lo hace para tener todos los días basura que bajar.



Texto presentado al concurso de ReC donde la frase de inicio era "Desde que tengo turno de noche apenas coincidimos en casa"

33 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Se me ocurren varias opciones:
-tiene un lío con el basurero?
-el basurero es su marido?

En cualquier caso y sea con quien sea, que baje y punto. No entiendo por qué ha de comer o ponerse gorda.

No sé, hay algo que no entiendo o no me cuadra. Quizás tenga yo un día raro. Seguro.

Un beso, Luisa

Pedro Alonso dijo...

Yo me inclino por pensar que lo hace por ver a su marido. Una medida desesperada, desde luego, pero el amor, a veces, es lo que tiene. Un abrazo, Maite.

manuespada dijo...

Un texto muy sugerente que deja abiertas varias posibilidades, como apunta Luisa. Yo apunto otra. Coinciden pocdo, y lo poco que aoinciden por la noche, le molesta, así que aprovecha para bajar a la calle y no tener que soportarlo. En una opción más chunga y menos romántica, lo sé. Besos.

Sibreve dijo...

Se soluciona si baja por las escaleras en vez de coger el ascensor.
Saludos, Marta.

José Antonio Fernández dijo...

A lo que puede llevar la soledad.
Me gustó ese final donde se explica el micro.
Esta semana los que han salido me han gustado mucho, mucho. Más los finalistas que el ganador.
Abrazos.

AGUS dijo...

El gran mérito de este texto es que todos nos estamos devanando los sesos. También incide en todo aquello que seríamos capaces de hacer por amor. Lo que me parece muy valiente es darle la vuelta al criterio estético de delgadez impuesto por la sociedad. Yo creo que su marido es basurero. Y claro, tal y como está la crisis, ella come a diestro y siniestro para generar el mayor número de basura posible. Y que a su maridito nunca le falte el curro y puedan pagar la hipoteca, la letra del coche, el cole de los niños... Un acto de “amor bulímico”.

Abrazos y buen finde.

Anónimo dijo...

Yo, de esta tan breve como curiosísima lectura matutina, y sin entrar en porqués de ese cambio de metabolismo, ni buscar los motivos de esa generación de residuos, saco varias conclusiones, pero quizás la que más peso tiene es lo complicadisimamente sencillos que podemos ser los seres humanos.

Eres única, pequeña.

Anita Dinamita dijo...

Me quedo con la explicación de Agus, yo pensé que simplemente bajaba a ver a su marido, pero si encima colabora para que a él no le falte trabajo nunca.. estupendo.
Y la foto genial
Y el abrazo, lo dejo por aquí, pero no te lo comas ;)

Torcuato dijo...

Después de todas las opciones leídas, aporto la mía.
Creo que la chica no soporta la soledad y bajar la basura es un equivalente a ir a comprar tabaco.
Besos, Maite.

Maite dijo...

Luisa Hurtado González: jejeje, no te apures, debo ser yo que lo pongo difícil, el motivo de ponerse gorda te lo da Agus, que es un crack. Besos


Pedro Alonso: esta era una de las cosas que también pretendía en el micro, ver la interpretación que podía hacer cada lector, de algo tan universal como es el amor llevado al extremo y la soledad. Abrazo fuerte.


manuespada: jajaja, está bien eso, no entraré a hacerte psicoanálisis sobre este comentario ;) pero me gusta provocar muchos finales y visiones tan distintas. Gracias por participar de ello.
Por cierto, genial la entrevista en la radio, ¡monstruo! Besos.


sibreve: puede ser una solución para uno de los posibles finales, y si sube las escaleras en lugar de coger el ascensor, incluso tal vez adelgace :D Un beso, Marta.


José Antonio Fernández: esta semana a mí también me han gustado especialmente, me parecen buenísimos, y es que Rosana y Fernando son escritores de los grandes!! Me alegro infinito por ellos. Abrazos.


Agus: ¿te he dicho ya que he hecho un altar para idolatrarte? alguna neurona debemos de tener conectada, ahora ya solo me falta escribir como tú ;) Mil besos.


Anónimo: tú lo has dicho, qué complicado lo hacemos todo ¿verdad? Un beso muy fuerte


Anita: menos mal que tenemos por aquí a Agus para arrojar luz sobre las letras, es un cerebrito el tío ;) y tú un solete!!!! gracias por el abrazo, la foto me encantó a mí también. Besos.

Maite dijo...

Torcuato: jajajaja, veo que aún quedan finales sin escribir, y viniendo de tu magistral imaginación solo me cabe decir ¿por qué no? :D Una buena opción ahora que está tan complicado lo de fumar. Besos.

Bicefalepena dijo...

Tiene que suplir la basura que genera su marido. Salir todas las noches y encontrarse con quien sea es lo que realmente puede frenar la ansiedad.
O tiene hambre y el marido es el que está equivocado.

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

El micro muy bueno.

La interpretación de Agus es genial.

Besos.

Patricia dijo...

He llegado tarde y ahora sé que tiene razón Agus (o mejor dicho que Agus coincide con la opinión de la escritora)
Así no vale, tengo la impresión de jugar haciendo trampa: inconvenientes de vivir en distintos usos horarios.

Un beso grande Maite!

moderato_Dos_josef dijo...

Creo que bajar las escaleras también la hace adelgazar no? depende de cuants sean las escaleras. Un buen micro. Felicitaciones!

Rocío dijo...

Otro voto para la interpretación de Agus, y un OH con mayúsculas para el micro ;-)
Besos

Su dijo...

Cuanta interpretación! Si come cuando está sola, será por la noche, osea que bajará la basura por el día... Así que lo mismo le pone los cuernos con el kioskero! Y claro, de ahí la ansiedad.

Besos un poco locos

Lola Sanabria dijo...

Todo está dicho ya, sólo añadir que si un texto tiene que sugerir más que decir, este cumple a la perfección la premisa.

Besos, mil.

David Figueroa dijo...

Todo está dicho, Maite. Muy buen micro.
Besos.

Elysa dijo...

No se me ocurre nada más que el marido sea basurero o ¿no? No te puedo negar que me haces darle varias vueltas a tus micros...
Besos.

depropio dijo...

Yo creo que le gusta reciclar...

Muy buen micro, de los que me gustan , para releer...

Maite dijo...

Bicefalepena: me temo que esta pobre mujer está haciendo locuras de amor, os dejo a vosotros construir vuestra propia historia. Abrazos.


Toro Salvaje: efectivamente, Agus es un crack de la crítica, la interpretación y el comentario. Gracias por pasarte.


Patricia: me dejas sin saber tu primera impresión, y sin haber confeccionado tu propio final. Todos tenemos una historia diferente que contar apoyada sobre la misma base. Un beso.


moderato_Dos_josef: bajar escaleras es un esfuerzo muchísimo menor, aunque supongo que también puede ser considerado ejercicio, ya sabes, cuestión de perspectivas. Abrazos.


Rocío: pues otro voto más para el casillero, está visto que se va a proclamar vencedor ;) Un BESO con mayúsculas también.


Su: apunto también tu interpretación en la casilla, y desde luego, es como para tener ansiedad eso de llevar una doble vida, bufff. Abrazos.


Lola Sanabria: siempre he sido más de sugerir ;) Gracias por buscar una premisa que de sentido a estas letras para llamarlas texto. Abrazos


David Figueroa: nunca pienses que está todo dicho, todos tenemos algo que aportar, tu visita y que te haya gustado ya es lo suficientemente importante. Besos.


Elysa: eso está bien, me gusta que se le pueda dar vueltas a un texto, creo que es algo que caracteriza a este género, textos cortos que hagan pensar, reflexionar o, como en este caso, inventar. Interactuar con el lector es fundamental para mí. Gracias, fuerte abrazo.


depropio: está claro que es una mujer implicada con el medio ambiente, y con el amor, aunque maltrate su cuerpo. Ya ves, unas dejan de comer por desamor y otras se lo comen todo por amor ;)

woody dijo...

Mi interpretación es más "estética": ella se aburre solemnemente, su vida es abúlica, así que sacar la basura es el único acto de voluntad. Y así no ve al marido (debe de ser que hace muchos años que conozco a Manu Espada, porque interpreté casi lo mismo que él...)
Abrazos

Maite dijo...

woody: ese que reflejas es un mal muy común. Perfectamente podría ser, o tal vez solamente baje a buscar conversación con el desconocido basurero, que la trata mejor que cualquiera de los que le rodean diariamente. A veces pasa...

Sara NY dijo...

Maite. Muy buen micro. Me gusta porque queda abierto a múltiples interpretaciones.
(Te haré una confesión, adoro las historias con final abierto y en las que hay que leer entre líneas) Por eso, quizás a mí también me suele pasar lo que a tí.

Saludos

Elèna Casero dijo...

Baja para hacer ejercicio mientras espera que pase su marido con el camión de la basura.

En fin,el micro sugiere lo que cada uno quiera pensar. al fin y al cabo, esa es ls finalidad.

Un beso

Araceli Esteves dijo...

Buen final abierto para que el lector imagine lo que quiera. Me encantan los finales abiertos bien resueltos, como este.
Aunque a veces me entran ganas de coger al autor o autora por la solapa y preguntarle mirándole a los ojos con cara de loca ¿ pero por qué quería bajar la basura? dííímelo...ja ja
Ah,y te enlazo ipso-facto.

Miguel Baquero dijo...

A mi también se me ocurren dos opciones: que la historia sea verdad o que el marido sufra de celos patoógicos

Maite dijo...

Sara NY: y yo te haré una confesión a ti, adoro que haya lectores como tú a los que les gusten los finales abiertos donde poner en juego su propia imaginación :) Un fuerte abrazo


Elèna Casero: efectivamente, esa es la finalidad. Un abrazo :)


Araceli Esteves: jajaja, he notado los tirones, pero mi boca permanece sellada ;) mi final es tu final. Gracias por enlazarme, yo también te pongo en el blogroll para seguirte la pista. Besos.


Miguel Baquero: las historias siempre son verdad ;) Un fuerte abrazo patológico.

Manuel dijo...

Una buena descripción de la soledad humana.

Maite dijo...

Manuel: así es, la soledad empieza a ser un mal endémico ¿o lo ha sido siempre? Abrazos

Un tipo dijo...

Argh, estupendo micro.
Ya dijeron mucho.
Nada más diré que a veces me castra que pongan horrores de forma tan buena, porque bueno termino viéndolo. Pero éso es cosa mía, jajá.


Saludos.

Maite dijo...

Un tipo: espero que mis micros no hagan tal efecto en tu cuerpo! De cualquier forma, no es culpa de los textos, si no de tu viva imaginación ;) Un abrazo, Edgar.