Visitantes

miércoles, 9 de febrero de 2011

EL DICTADOR

Le cobran en aquella fila de la izquierda, si no le importa” le dijo el hombre del pequeño bigote que estaba en la entrada.

Él lo miraba con respeto, incluso con algún atisbo de fanática admiración. Lo había visto en fotografías o escuchado su voz en la radio, pero jamás pensó conocerlo en persona. Su imagen impresionaba. Aquel día esperaban todos alineados para ir entrando, uno a uno, en la estancia. Se preguntaban qué les tendría el Gran Dictador allí dentro reservado. Una vez acomodados en el interior, las luces se apagaron. El silencio y la oscuridad los cogió por sorpresa, y en unos instantes, Chaplin provocó mil carcajadas.

19 comentarios:

Torcuato dijo...

Esta muy bien, Maite. Quizá un poco previsible pero no le resta belleza.
¿Sabes ya los resultados del concurso?
Un beso, Maite.

AGUS dijo...

En este micro hay un juego de desdoblamientos que nunca había visto. El taquillero podría ser alguien que se parece al dictador, el mismo dictador, alguien que se parece a Chaplin o el mismo Chaplin. Trasladas a la historia el juego histriónico de la película.Incluso, por un momento, imaginé que el propio espectador podría ser alguien que se parece al dictador, el mismo dictador, alguien que se parece a Chaplin o el mismo Chaplin. Me gustó mucho, mucho. Enhorabuena y suerte.

Abrazos.

No Comments dijo...

Buen juego de bigotes. Buen intento para los de REC, esta vez yo me quede sin musa. Suerte y un saludo indio

Anónimo dijo...

Hoy he tenido que leer el micro varias vees porque se me escapaba a mí tanto bigote. Al final, no he podido dejar de imaginarme a Chaplin en la portería del cine, incluso en la taquilla, de acomodador, de telonero, proyectando la cinta, de espectador y, claro está, agitando su bastón en la pantalla... Me ha gustado mucho.

Un besito bigotudo.

Anita Dinamita dijo...

Genial, Maite, por aquí lo han dicho ya todo, me parece que le has sacado un montón de partido a la frase, es más, me olvidé de la frase y leí un micro muy original y fresco.
Abrazos

Daniel Sánchez dijo...

Creo que la gracia de este micro, que es muy bueno, es esa frase final en la que aparece Chaplin porque es cuando pillas al lector.

Enhorabuena y suerte, creo sinceramente que hay posibilidades.

Sara NY dijo...

Muy bueno, Maite. Mira que la frase a mí me sugería pero al final no llegó la inspiración.
Pero a tí te ha quedado redondo.

Su dijo...

Me ha gustado, con ese final he sentido un... ufff (de desinfle)

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que bueno.
Ese es sin duda el mejor dictador de la historia.

Besos.

Lola Sanabria dijo...

Buen juego con las imágenes superpuestas hasta el final en que se desdoblan y queda solo una: la de Chaplin.

Besos dobles.

Elysa dijo...

Es increíble hasta donde te ha llevado esa frase inicial. Buen y sorpresivo micro.
Suerte

Alberto Flecha dijo...

Buen homenaje a la película. Me tuviste hasta el final pendiente de quién se escondía tras el bigote (si Hitler o Chaplin).

Un abrazote, Maite.

Patricia dijo...

Preciosísimo!!! Un gran homenaje Maite, digno del homenajeado.
Un beso grande

Maite dijo...

Torcuato: ¿demasiado previsible? vaya, no creí que lo fuera tanto. Aún no han salido los resultados del concurso, en el programa de mañana saldrán, me imagino. Abraxos.


Agus: eres mi crítico de cabecera ;) Muy bien visto ese juego entre los papeles de uno y otro. ¿Has visto "También la lluvia"? pues tiene un poco de esa mezcla de ficción y realidad superpuestas. Besos.


No comments: no me extraña, David, la verdad es que la frase no era muy sugerente, al menos para sacar un argumento con peso. Seguro que la musa está tomando fuerzas para el siguiente micro y te lo hace brillante ;)


Anónimo: Luis, esa descripción me recuerda a una vez que fui al circo con mi sobri y el acomodador, el equilibrista, el de las palomitas, el domador...todos eran el mismo, buffff, parecía un sueño surrealista. Besos.


Anita: guau, pues no veas lo que me alegra leer este comentario. Un lujazo tener lectores como tú. Abrazos fuertes.


Daniel Sánchez: gracias Daniel, si crees que tiene posibilidades (difícil) para mí ya es un pedazo de premio :D Abrazos.


Sara NY: a mí me costó un poco darle forma, intenté otro par con temática totalmente distinta, pero finalmente me quedé con este, me hizo gracia esa paridad de bigotes ;) Abrazos

Maite dijo...

Su: tú eres de las mías, yo también lo sentí ;)


Toro Salvaje: ojalá toda dictadura que sufriéramos fuera la de la sonrisa. Gracias por venir!!


Lola Sanabria: buena interpretación, Lola. Yo vuelvo a doblar los besos ;)


Elysa: no soy yo la culpable de que la historia haya ido por esos derroteros, échale la culpa a mi imaginación :D Abrazos.


Alberto Flecha: todo un honor tener en vilo a un lector avezado como tú ;) Besos, querido flecha.


Patricia: generosas palabras las que dejas hoy por aquí. Un abrazo inmenso.

Raúl dijo...

El dictador de la risa.
Bueno.
(Y de previsible, el micro no tiene nada).

Torcuato dijo...

Maite, dije "un poco previsible". De todas formas, pensándolo bien, quizá ha sido la foto lo que me ha hecho predisponerme, además de que admiro tremendamente a Chaplin.

Un beso.

marialuisa dijo...

Yo me habia ido a por otro bigote jajaja
me ha encantado!!!!

un beso

Maite dijo...

Raúl: cuanto bien harían unas cuantas risas en el mundo, ayssss. Me alegra mucho que no te pareciera previsible. Abrazos.


Torcuato: tienes toda la razón, el adverbio de cantidad lo he puesto yo, pero en cuanto vi que decías que era "un poco" previsible, ya me pareció que todo el mmicro se había desmoronado, lo que pasa que tú eres perro viejo :p y ya no hay quien te engañe. Un beso!!!!


marialuisa: esa era la intención, que el lector fuera por otro camino o que al menos dudase. Abrazos risueños.