Visitantes

lunes, 13 de septiembre de 2010

NÁUFRAGO


Cansado de su aislamiento, comenzó a lanzar un sinfín de botellas al mar. En el interior del vidrio siempre iba escrito el mismo mensaje: "Necesito un rescate, no soporto más esta soledad, mis coordenadas son latitud 38.54 N longitud 1.26 E" Cuando sonó el timbre de la puerta, y ella apareció en el umbral, supo que se había salvado.

17 comentarios:

No Comments dijo...

Qué bueno, no me esperaba el final. Me lo llevo con tu permiso.

Un saludo indio

Maite dijo...

Permiso concedido, Indio. Un abrazo.

manuespada dijo...

Me ha gustado cómo utilizas la palabra náufrago como metáfora del aislamiento, muy sugerente tu micro.

Maite dijo...

Hay veces, Manu, que uno se encuentra en una isla desierta en plena urbe. Creo que la analogía encajaba perfectamente. Un abrazo.

Claudia Sánchez dijo...

Es un micro excelente Maite! Me gustó mucho.
Saludos!

Alberto Flecha dijo...

La soledad y las botellas son malos amigos. Por lo menos utilizó bien el recipiente. Buena metafora, Maite. Me gustó.

Un abrazo.

Ángeles Sánchez dijo...

Espero que el contenido previo a las botellas no corriera por sus venas en forma de -OH, y que las consiguiera por otros medios.
Ingenioso micro y una gran verdad, la que dices, no hace falta estar solo para sentirse solo.

Un abrazo.

P.D.:¿No se llamaría Soledad la que acudió a su rescate no?

Belén Lorenzo dijo...

Muy bueno, Maite! Estoy de acuerdo con lo que comentaste de la soledad en las urbes. La peor de todas es la soledad acompañada.
Un abrazo.

Maite dijo...

Claudia: Muchas gracias, me alegra que te haya llegado el tema. Un beso.



Alberto: No se si era la mejor forma de reciclar ;-) pero al menos le sirvió de algo. Un abrazo.

Maite dijo...

Ángeles: pues tiene pinta de que las consiguió de una manera, digamos, no muy sobria :-D Y ya te digo que la chiquilla no se llamaba Soledad, en todo caso...Esperanza ;-)



Belén: Totalmente de acuerdo, la peor soledad es la no buscada. Un abrazo.

Patricia dijo...

¡¡¡Excelente!!! me ha emocionado...

Jesus Esnaola dijo...

Estupenda metáfora de la soledad.

Enhorabuena Maite

vittt dijo...

voy a por una botella y un pedazo de papel

Maite dijo...

Patricia: gracias por esa emoción que demuestras. Un beso.



Jesus: metáfora de una enfermedad (yo lo diagnosticaría así) que tiende a convertirse en epidemia a cierta edad. Un fuerte abrazo.



vittt: jejeje, pues pon bien tus coordenadas, tal vez pase a visitarte. Un abrazo.

Pablo dijo...

Voy a beberme una botella ahora mismo para enviar un mensaje. Muy bonito!

Baizabal dijo...

Carajo, qué buen microrrelato. Y perdón por la interjección, pero te ha salido un texto espectacular.

Maite dijo...

Pablo: No me preocupa que te bebas una botella, lo que me preocupa es que te la bebas sólo y te sientas naúfrago. Espero que la bebas acompañado y no necesites tirarla al mar ;-)



Baizabal: Me encanta la interjección, es señal de que uno está vivo y siente. Un fuerte abrazo.