Visitantes

miércoles, 29 de septiembre de 2010

EL GUIONISTA

Había escrito varios guiones. Todos ellos contaban con la aprobación de su familia y amigos, pero le quedaba el trabajo más arduo y complicado. Editorial tras editorial se los iban rechazando. Lejos de perder la esperanza, continuó escribiendo más guiones, intentando dar con la clave mágica que le abriera las puertas de la fama. Enviaba cartas a las publicaciones, obteniendo siempre la misma respuesta: Lo lamentamos, su guión es bueno, pero no es lo que estamos buscando en estos momentos. Trató de hacerlos distintos, diferentes a todos los escritos hasta entonces. Llenó cientos de páginas buscando originalidad, pero no lo consiguió. Pensó que tal vez no era el guión el que debía cambiar, si no él, así que, sin mayor culpa, comenzó a escribir puntos y comas.

17 comentarios:

Patricia dijo...

...; . ,,
Excelente Maite!

Maite dijo...

Muchísimas gracias, Patricia. Un abrazo muy fuerte.

Adivín Serafín dijo...

Hola Maite. Espero que tú escribas algo más que el punto y la coma. Con lo ansioso que estoy por leerte.

Blogsaludos

Maite dijo...

Adivín!!!! qué alegría. ¿Ya te has puesto bueno?espero que sí, y que comiences a escribir, tengo ganas de leer cosas nuevas en tu blog. Un fuerte abrazo y bienvenido.

Bicefalepena dijo...

No hay nada mejor que relatarse.

Muy buen relato.

Saludos

Maite dijo...

Es una buena terapia, Bicefalepena, de eso no cabe duda. Un abrazo

Manuel dijo...

Tal vez los puntos suspensivos le dieran mas vidilla.

Maite dijo...

Manuel, pues ahí te tengo que dar toda la razón, no tengo argumentación para echar por tierra tu razonamiento, porque los puntos suspensivos son muuyyyy sugerentes y abiertos a cualquier final. Un fuerte abrazo.

Alberto Flecha dijo...

Y estoy pensando yo ¿no se pondría a escribir en morse?
Un abrazo, Maite.

Maite dijo...

Jejeje, Alberto, creo que ahí va a estar la clave de todo!!!! Un beso.

Lola Sanabria dijo...

Bueno, y punto.

Abrazos.

Maite dijo...

Pues acato tus órdenes, Lola, y te dejo un abrazo y punto seguido :-D Besos

poemasdelacarpetaazul dijo...

Cuánto de realidad tiene este relato tuyo, Maitetxu. No hace mucho que hemos hablado de ello: ¿Qué hay que hacer a veces para obtener un reconocimiento? Quizás la originalidad y la estupidez vayan a veces cogidas de la mano... ¿quién sabe?


Un beso vírico, pero muy, muy cariñoso.

Maite dijo...

No sé, Luis, sabes muy bien que soy de las que piensa que las cosas se alinean en su justo momento, la vida es así, y nos lo ha demostrado :-D Un besito

Juan Vásquez dijo...

Me ha dado dificultad entender el argumento del texto, bueno, no interpretarlo a mi manera, sino tratar de entenderlo a la tuya (qué es imposible, si soy muy pretencioso); bueno, me iba con la misma de Alberto Flecha, debe ser código morse, debe ser.

Maite dijo...

JUAN VASQUEZ: el argumento es hacer un juego de palabras entre guión (como símbolo gramatical) y guión (como texto donde se escriben los detalles necesarios para realizar una película)

Juan Vásquez dijo...

Listo, ahora sí, lo había sospechado pero bueno, me han gustdo más otros cuentitos tuyos