Visitantes

viernes, 1 de octubre de 2010

LA CITA

Quedamos para cenar  en mi casa aquella noche. Yo no podía creérmelo, me pellizcaba a cada paso para comprobar que no era un sueño. Velas, luz de ambiente, música de Sinatra y un buen vino. Todo estaba preparado. Charlamos animadamente sobre cine, libros, y extraterrestres. A Lucía le encantaba la exobiología, y aventurar las más diversas tesis sobre otras vidas en el Universo. Sabía más de ellos que yo mismo. Los últimos estudios publicados, habían puesto de manifiesto que los ET modernos, eran sin lugar a dudas palmípedos. Cuando al fin nos acostamos, no me atreví a quitarme los zapatos.

28 comentarios:

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Está muy bien escrito y es un claro ejemplo de lo que es un microrrelato y su estructura interna.

9

Maite dijo...

Gracias Daniel, que un lector exigente como tú califique de esta forma el micro, me llena de satisfacción. Un beso.

No Comments dijo...

Es buenísimo. Yo envíe alguno también pero al lado del tuyo, nada que hacer. Enhorabuena y suerte.j

Un saludo indio

Maite dijo...

Bueno Indio, te agradezco mucho este comentario, pero vamos...que de eso de que me suene el teléfono y me den una alegría, agua!! Un beso

Claudia Sánchez dijo...

¡Muy bueno Maite! Aunque el final se avizora, la narración perfecta lo enaltece. Me gustó mucho!
Besos,

Maite dijo...

Muchas gracias, Claudia. Me alegra que te haya gustado. Una pregunta ¿cuándo dices que se avizora, quieres decir que se ve venir? porque avizorar yo lo interpreto como "achechar" y me gustaría saber si el relato te ha parecido previsible. Un abrazo.

poemasdelacarpetaazul dijo...

Redondo y con buen gusto. No le sobra ni le falta nada... ¿O quizás debería buscar algo criticable? Que no es por ser amigo tuyo, ni por quererte tanto. ¡¡Que eres buena, pequeña!!

Un besito catarroso.

Patricia dijo...

¿Qué hará la joven cuando él se quite los zapatos? Estará él sugestionado?
¡Muy bueno Maite! Como siempre es un place leerte

woody dijo...

¡Gran giro final, Maite!

Belén Lorenzo dijo...

Uf, no sé yo si tendrán mucho futuro... :o)
El giro se ve venir, pero a mi entender, como broche para cerrar. No creo que le reste puntos a la idea.

Maite dijo...

Luis: sigo pensando que no eres del todo objetivo, pero que más da, me gusta!!! jejeje, un beso.

Maite dijo...

Patricia: yo creo que para ella casi será como una fantasía sexual :-D y él, vete tú a saber, a lo mejor no es palmípedo, pero él piensa...y si ella lo cree? Un besito

Maite dijo...

Belén: espero que la resolución de los zapatos os haya parecido lo suficientemente buena como para que no se caiga todo el relato, aunque...¿no podía haber sido ella quien no quisiera quitarse los zapatos?,¿miró él los pies de ella? ay, ay, ay, vete tú a saber.

Maite dijo...

Woody: tú si que eres grande!!!! :-D Un besazo

Adivín Serafín dijo...

Final brusco y a la vez tranquilo. Esos finales que te dejan la sonrisa en la boca y en tus ojos la mirada de complicidad.

Blogsaludos

Lola Sanabria dijo...

Me sumo a las enhorabuenas. ¿Y a qué concurso lo has enviado, hermosa?

Abrazos.

Maite dijo...

Adivín, no hay nada que me guste más que la complicidad. Un abrazo.

Maite dijo...

Gracoas, Lola. El concurso es no de esos que tú conoces bien, y del que has sido protagonista en alguna ocasión, el de relatos de Radio Castellón de la SER. Un beso.

Hansel en Baviera dijo...

Muy bueno. ;e arrancó una sonrisa y reconozco que aunque preveía el final, me sorprendió con un giro.
Un abrazo,
Hansel/Norberto

Lola Sanabria dijo...

De veras que me lo voy a tener que mirar. ¡Pues claro que sé cuál es!

Puñado de besos.

Jesus Esnaola dijo...

Sí es un poco previsible , Maite, pero me gustó, no depende sólo de la sorpresa. Disfruté viéndolo llegar.

Un abrazo.

Maite dijo...

Hansel/Norberto: pues creo que no hay nada más bonito que arrancar una sonrisa a alguien, así que, me quedo súper satisfecha. Un abrazo.

Maite dijo...

Lola: jajaja, ya decía yo, o había otra Lola Sanabria por el mundo o andabas un poquito despistada :-D Un besazo

Maite dijo...

Jesus: bueno, no siempre lo importante es la sorpresa final, si no cómo resolver ese final ¿no? Me alegra que lo disfrutaras. Un beso.

vittt dijo...

sexo con zapatos? un mal menor. de haber sido uno de ésos extraterrícolas de pene prensil nunca se hubieran acostado.
muy bueno, maite.

Maite dijo...

vittt, la imagen del tio con los zapatos, me vino a la cabeza y me pareció de escena cómica ¿notaría ella algo raro? para mí que la palmípeda era ella y él sólo se sugestionó

Manuel dijo...

El amor no tiene fronteras. Eso sí, es tan prudente como para no quitarse los zapatos... En la primera cita es pronto.

Maite dijo...

Ni atmósferas!! Manuel :D Sí que es prudente, sí, cuando uno se quita los zapatos se arriesga a mucha cosas, jejeje.