Visitantes

miércoles, 27 de octubre de 2010

INTIMIDAD

Un hombre aparece repentinamente y dice ser mi hijo, sangre de mi sangre, heredero de mis genes y por tanto, legal fiduciario de mis bienes. No es que me importe ser padre a estas alturas, ni siquiera que él pueda disfrutar de parte de mi fortuna. Lo que de verdad me incomoda es que la prueba de ADN haya dejado al descubierto una enfermedad venérea que yo mismo desconocía adoleciera, junto a una larga vida de crápula que creía haber llevado con discreción hasta la fecha. Para qué dirán "descanse en paz", si no me dejan tranquilo, ni después de llevar treinta años muerto.

36 comentarios:

AGUS dijo...

La primera frase te atrapa. Luego, piensas que discurrirá por un camino concreto hasta el giro final inesperado. En una segunda lectura, cobra vital importancia la frase "No es que me importe ser padre a estas alturas" que resume la esencia del micro y el humor sutil que destila. Muy bueno.

Un abrazo.

Bicefalepena dijo...

Interesante.
Él queda inquieto, los demás tranquilos... y de paso sale a tomar el fresco. No sé de que se queja, y más a estas alturas de la partida...

Un abrazo

Maite dijo...

Agus: es un lujo tener lectores como tú, que captan cada detalle al vuelo. Un fuerte abrazo.



Bicefalepena: jejeje, yo no sé si los demás se quedan muy tranquilos, lo que sí es cierto es que al menos a él le da un poquillo el aire, que ya era hora de ventilar un poco aquello :-s

Chula dijo...

Ni dejando de existir estamos libres de que descubran nuestros secretos. Menos mal, que para entonces ya no nos importará.
Me ha gustado, no preveía el final.
Un gran abrazo Maite.

Angel dijo...

jajaja. Me ha resultado superdivertido. Me encantan tus giros, sobre todo con humor.

Alberto Flecha dijo...

Ni muerto dejan a uno tranquilo. Lo que se me escapa es la razón de la enfermedad venérea, no lo pillo...
Me gustó, Maite. Sencillo, engancha...
Un abrazo

Víctor dijo...

Bien, Maite. Y la frase final le da la forma al relato, duscubre una nueva visión, interpretación.
Últimemente te leo cosas muy buenas, Maite. Mejoras. Y mucho. O sea, que a seguir así.

Un abrazo.

Maite dijo...

Chula: me alegra que te haya gustado el giro final. Otro gran abrazo para ti.



Angel: me alegra verte por aquí!! Ya ves, hoy tenía el día graciosillo ;-)
Qué bien que te haya hecho sonreir. Besos.

Maite dijo...

Alberto: ya te lo contaré por mail, que luego viene Lolilla y me riñe por explicar aquí las cosas (aunque te advierto que no hay mucho que explicar) Un abrazo

Maite dijo...

Víctor: práctica y aprendizaje (de por vida), y encontrar el estilo en el que deseas moverte, por ahí andamos.
Me alegra que te estén gustando las cosas que lees.
Un abrazo.

Anita Dinamita dijo...

Menos mal que ha sido a estas alturas, a otras quizá no hubiera querido prestar su ADN para la prueba.
La frase final es sencillamente genial
Un abrazo

Torcuato dijo...

Simplemente buenísimo.
Un beso.

Ángeles Sánchez dijo...

Bien llevado Maite, nos dejas en mitad de una tumba sin secretos.

Un abrazo

Su dijo...

Al final las cosas cuando tienen q salir a la luz, salen. Sólo tiene que llegar el momento...

Abrazos

Maite dijo...

Anita: vete tú a saber cómo hubiera reaccionado de estar "presente"
La frase final es la solución al teorema.
Un beso




Torcuato: simplemente ¡muchas gracias!

Maite dijo...

Angeles: ya ves, he deshecho la frase esa de -se llevó el secreto con él a la tumba- o -soy como una tumba- A partir de ahora, no hay que fiarse de nadie que te diga algo así :-D
Un beso



Su: así es Su, pero mejor que algunas lleguen muyyyyyy tarde. Un abrazo

Daniel J. Hernández dijo...

Bueno Maite.
¡Vaya intriga y decepción! Misterio.
Abrazos

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Una idea muy buena.

woody dijo...

Bueno, tampoco era para dar mucha pena el hombre, ¿no?
Abrazos

woody dijo...

Maite, una pregunta: me gusta el gadget que tienes a la derecha con las publicaciones de los blogs que sigues, pero no lo encuentro. ¿Me dices cómo lo pongo, please, que me encanta?
¡Gracias!
Abrazos

Maite dijo...

Daniel J. Hernández: Me quedo con la intriga y el misterio, la decepción...la enterramos, pero muy profundo, que ya ves que luego las cosas salen a flote!!



Daniel Sánchez Bonet: ¿deduzco de tu comentario que te gusta la idea, no tanto así el relato?
Un fuerte abrazo

Maite dijo...

Woody: bueno, nadie dijo que hubiera que sentir pena por él :-)

PD: sobre el blogroll, sólo tienes que entrar en diseño --> añadir gadget --> lista de blogs
Ahí te aparecerá lo siguiente: "Lista de blogs Mostrar lo que lees con un blogroll de tus blogs favoritos" y luego puedes personalizarlo haciendo que tenga foto, o el inicio del micro, etc.

Adivín Serafín dijo...

Hola Maite. Mi ser desciende hacia ti y te infunde gran crítica. Te lo aseguro yo, que soy un intelectual muerto.

Blogsaludos

Lola Sanabria dijo...

Buen micro, sí señora. Y punto.

Besos a puñados.

Maite dijo...

Adivín: yo de lo único que estoy segura es de que tú eres un intelectual nato!! Un abrazo



Lola: ¿para qué decir más? ;-)
Otro montón de besos para ti.

Claudia Sánchez dijo...

Me gustó Maite! Vida de crápula completa que llevaba, con hijo no reconocido y todo.
Duda existencial: la frase Descanse en paz, no debería ir entre comillas en lugar de guiones? de puro puntillosa que soy eh?
Besos,

Miguel Baquero dijo...

Pobre hombre, toda la vida ocultando sus escarceos para que luego vayan a descubrírselos cundo ya no tiene escapatoria. Claro que qué más da, que le quiten lo bailao.

Alberto Otaduy dijo...

Bueno, bueno. desconcertante. prefiero pensar que una vez dado el paso, no nos enteramos de lo que queda atrás. me voy a tener que repensar mis actos... o no..

muy bueno Maite.

Maite dijo...

Claudia: de puntillosa nada!! me encanta que me hagas estas observaciones, porque soy de la opinión de que cuesta lo mismo hacer las cosas bien que hacerlas mal, por tanto, hagámoslas como debe de ser ¿no?
Cuando es una cita textual, o incluso una frase utilizada para la ironía, va entre comillas, así que...ahí mismo voy a ponerlas.
Un abrazo grande

Maite dijo...

Miguel Baquero: desde luego, que le quiten lo bailao, pero...¿dónde quedó aquéllo de me llevaré el secreto a la tumba?
Un abrazo



Alber: yo también prefiero pensar eso!! Vaya yuyu si no es así ;-s Y tú no repienses nada, que tus actos son geniales, y si no que miren tu blog y lean (invito a todos a hacerlo), y a los que te conocemos en persona, sabemos el tipo de gente que eres, bueeeeeeena.
Un beso

Manuel dijo...

Ponerse histórico... Acordarte de toda la genealogía de este individuo.

Golfo dijo...

Al final todo se sabe. Al menos a él le pilla "confesado".
Cuando la alcancen sus amantes va a tener que dar unas cuantas explicaciones... plumas que van a saltar en el cielo.
¿al final todo se sabe?

Julio Genissel dijo...

Muy bueno!! bien narrado con un desenlace sorpresivo. Me encantó. Hilando muy muy fino, tal vez el tono de la expresión del señor es demasiado precisa para un "fiestero", pero quién sabe tal vez fue escribano, o porque no escritor. Buena la idea de la espiral del ADN traspasando las fronteras entre la vida y la muerte. Abrazo

Maite dijo...

Manuel: me gusta eso de ponerme histórico, yo practico más la histeria que la historia ;-)
Un abrazo



Golfo: es posible que haya bronca en el más allá. Puede ser que todo se sepa, por si acaso, habrá que llevar toneladas de buen humor, vete a saber de lo que nos podemos enterar!! Creo que prefiero seguir viviendo en la ignorancia :-D
Gracias por venir, te doy la bienvenida. Un abrazo.



Julio: a lo mejor era un erudito, fíate tú de las apariencias!!
Un abrazo

CYBRGHOST dijo...

Me gustó mucho, muy divertido e ingenioso.

Maite dijo...

Cybrghost: hay veces que hay que sacar la ironía y el humor a pasear, no viene mal una sonrisa de vez en cuando ;) Abrazos fuertes