Visitantes

jueves, 23 de septiembre de 2010

EVA AL DESNUDO

Y dio otro bocado, consciente de la tentación en la que estaba cayendo. Se había hartado de pensar en lo que dirían los hombres al verla desnuda, con esos kilos de más que tanto le acomplejaban. Al menos, pensó, el pecado que estaba cometiendo, no era original, pero sí satisfactorio. Comerse un pastel de manzana en el bar “La Serpiente”, tampoco era como para condenarse por toda una eternidad, o eso creía. Sin embargo, todas sus parejas salían huyendo nada más apreciar su blanca desnudez. Jamás imaginó que sólo se trataba de una cuestión de ombligo.

28 comentarios:

Gotzon dijo...

Vaya, veo que hemos "coincidido" en el tema, aunque con diferente tratamiento, pero acercándolo más a la realidad...

Tendremos que afinar más la próxima vez. Un abrazo paisana.

Manuel dijo...

Una tentación de microrrelato. Espero no condenarme eternamente por haberlo leido.

Maite dijo...

Gotzon: sí, lo del bocado era muy "tentador". No hay manera de acertar con los micros, pero yo creo que con la perseverancia alguno saldremos por ahí. Un abrazote.

Maite dijo...

Manuel: eso espero yo también!! no me gustaría enviarte a los avernos simplemente por leerme. Un abrazo grande.

Víctor dijo...

Tiene su que el micro, Maite. A ver si hay suerte.

Un abrazo.

Maite dijo...

Nada, Víctor. La suerte ya está echada. Seguiremos intentándolo. Un abrazo.

Ángeles Sánchez dijo...

Buena historia Maite, el detalle del bar "La serpiente" me parece buenísimo. Vaya imaginación la tuya.
Un abrazo

Maite dijo...

Angeles: tú que me miras con buenos ojos, un beso.

Patricia dijo...

Excelente micro Maite, construido con cada un de los cuidados detalles que proponés.
Un gusto leerlo

Maite dijo...

Patricia, intentaba que cada detalle/paralelismo estuviera colocado en su sitio, no se si lo he logrado. Un fuerte abrazo.

Belén Lorenzo dijo...

Maite, me encantó el giro que le diste a la historia! Me pasó lo que a Gotzon: yo también elegí el mismo tema... Pues nada, a rompernos la cabeza de nuevo!
Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Me gustó la revisión que hiciste del pecado original, Maite. Y la reivindicación del cuerpo rellenito está muy bien.

Abrazos.

Por cierto, ¿de qué concurso habláis?

Lola Sanabria dijo...

Perdón, ya caí.

Maite dijo...

Jejeje, Lola, pero si es el concurso de tu cadena!!! :-D Ya sabes, intentando deslumbrar a la SER, pero no hay manera. Un beso.

Maite dijo...

Belén: que no decaiga el ánimo ¿eh? Hay que seguir ahí, intentándolo. Algún día descorcharemos el champán. Es verdad que la frase de inicio invitaba a pensar en el bocado del inicio de la humanidad. Un beso.

Miguel Baquero dijo...

Es que hay algunas que van provocando...

Maite dijo...

Eso mismo debió de creer el que lo consideró pecado, Miguel. Un fuerte abrazo.

Alberto Flecha dijo...

Buenos dobles sentidos, Maite. El micro está lleno de espejos ;)
Un abrazote para ti.

Maite dijo...

Alberto: y buena es la imagen que de ellos reflejas. Un fuerte abrazo.

woody dijo...

He caído en la tentación de leerte. Espero no condenarme. ¡Saludos!

Maite dijo...

Woody: eso espero yo también :-D y si no, no te preocupes, pediremos la condonación de la pena. Bienvenido. Un abrazo.

Isabel María González dijo...

Muy bueno Maite.
Olvidaste dejar tu nanorelato.

Maite dijo...

Ups, Isabel, pues voy para allá. La informática hoy me está jugando malas pasadas. Un abrazo.

Hansel en Baviera dijo...

Magnífico breve!! Un hermoso encaje de historia, sutilesas, alusiones. Pero la informática, un desastre: error 502... Qué rollo!!
Saludos,
Hansel/Norberto

Hansel en Baviera dijo...

Ojo, Maite, con Miguel Baquero: es un psicópata!!
Un amigo que quiere ayudarte.

Maite dijo...

Gracias Norberto por tener pacienca con la informática y dejar tu comentario. Por cierto, supongo que lo otro es broma, que yo me asusto enseguida! y además Miguel tiene cara de bueno.

Hansel en Baviera dijo...

Miguel Baquero, que juraría que es quien creo, un muy buen amigo, bellísima persona y buen escritor, es a quien va destinada la broma, pero si no él... lo siento mucho. Pero ya es raro qe tengan el mismo nombre y sean escritores. Espero que él mismo (uno u otro) me lo corrobore.
UN abrazo,
Norberto

Maite dijo...

Jejeje, Norberto, yo también intenté seguir la broma, te aseguro que Miguel es un gran escritor. Hace un par de días me he leído su libro "A esto llevan los excesos" que más que leer, he devorado. Un abrazo para los dos. Por cierto, tengo pendiente leer algo tuyo, la semana que viene me pasaré por la librería. Besos.