Visitantes

lunes, 20 de septiembre de 2010

TEXTOS SIN "U"

El gran sabio pensó en el total dominio del idioma y las letras. Con esta creencia, decidió recortar las vocales, cinco le parecían demasiadas. No consideraba necesario aplicarlas todas para entender los textos sin perder el significado. Sólo era necesario ser conocedor de ricos y variados vocablos. Sonrió y comenzó a escribir libros eliminando la vocal colocada tras la o. Sería el primero en experimentarlo y saldría en todos los tratados de historia. Con el paso de los años, la enfermedad le invadió el organismo. Intentaron prevenirle, pero ni médicos, ni filósofos, ni académicos, encontraron ya las palabras apropiadas para advertirle.

29 comentarios:

Isabel dijo...

No quiero ni pensar qué haría con las consonantes.

Muy bueno.

Besos

Maite dijo...

Gracias Isabel, el pequeño mérito del micro es escribirlo como el protagonista, sin introducir ninguna "u". También podría intentarlo suprimiendo alguna consonante, pero tal vez sólo lograríamos una nueva torre de babel. Un abrazo.

Alberto Flecha dijo...

Maite, veo un pequeño problema que me chirría. ¿El que no usa las ues es sólo él? ¿O consigue que todos dejen de usarlas? Supongo que es el último caso, pero no lo veo muy claro.
Un abrazo.

Maite dijo...

Bueno, Alberto, si todo el mundo hubiera asumido las palabras sin "u" habría modo de decirle la enfermedad, porque se habría creado un nuevo lenguaje. Por tanto, diré que su afán de protagonismo hizo que él olvidara las letras con u, y por tanto, cuando otros fueron a decirle que tenía, por ejemplo, un tUmor, no supieron cómo hacerlo, porque él ya no les entendía. Eso le pasó por engreído y por pensar que podía cambiar él solo toda una historia y una lengua. Un abrazo.

Manuel dijo...

La u es mi letra preferida sin ella sería imposible escuchar los lobos. Espero que no nos de por quitar letras, pero estaría bien hacer micros sólo con una vocal o con dos. A lo mejor pruebo.

Alberto Flecha dijo...

Vale, Maite, ahora entiendo. De todos modos creo que en el micro eso de que olvida las palabras con u no queda totalmente claro, de ahí mi confusión.
Saludos.

Patricia dijo...

Dicen que la soberbia es el defecto favorito de uno que busca la perdición de nuestra especie. Este micro lo pueba.

Un abrazo.

pablogonz dijo...

Este micro me recordó a una novela (no recuerdo el autor pero sí sé que era francés) en la que no aparecía ninguna "e".
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Maite dijo...

Manuel: ese es un buen ejercicio, me recuerda a cuando éramos pequeños y lo hablábamos todo con la a :-D ¿Conseguiríamos construir un micro utilizando en el texto sólo 2 de las 5 vocales? me parece un reto muy grande. Un abrazo.

Maite dijo...

Alberto: le voy a dar una vueltilla, a ver si puedo dejar más claro ese punto. Un beso, gracias por aportar las dudas.

Maite dijo...

Pablo: era una idea que me rondaba por la cabeza, y bueno, ahí queda materializada. Además quise hacer un poco de moraleja con ello. Un fuerte abrazo. Me agrada mucho verte por aquí.

Maite dijo...

Patricia: esa frase que dejas aquí, es el resumen perfecto de la pequeña enseñanza que quise mostrar. Un gran abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Un ejercicio excelente. No es fácil construir un relato con sentido y sin una vocal. Me gustó mucho.

Abrazos.

Maite dijo...

Gracias Lola, por apreciar el esfuerzo, cuesta un poco hacer los giros y que no suene excesivamente forzado. Un fuerte abrazo.

Jesus Esnaola dijo...

Buen intento, Maite, es difícil escribir prescindiendo de una letra, pero estoy con Alberto en que quizá no queda del todo claro. Incluso al hablar de enfermedad intenté encontrar una con "u" pero no se me ocurría ninguna evidente.

El escritor, Pablo, Es Georges Perec.

Un abrazo.

Maite dijo...

Jesús: está claro que no conseguí el propósito. Yo cuando lo escribí pensé en un tUmor, pero se me ocurrieron otras enfermedades, solo que no quise hacerlas tan evidentes, puede que me equivocara, tal el texto debiera ser más largo y más explicito. También tenía previsto una frase añadida al final, algo así como "La m_erte vino a su alcoba y él ni la reconoció" pero la suprimí porque me pareció forzada.

Bicefalepena dijo...

A mí me parece bien que quites la u... Siempre me ha dado mucho miedo.
Aunque quizás, tema ahora a la jota o a la ese...
En fin, para expresar lo que queremos hay veces que nos sobran letras y otras que nos faltan.
Bonito ejercicio.
Un saludo

Maite dijo...

Bicefalepena: estoy de acuerdo contigo, a mi también me ha dado muchos sustos ;-) y suscribo en su totalidad eso de que a veces sobran las palabras, y otras no las encontramos. Un abrazo.

Claudia Sánchez dijo...

¡Excelente Maite! Por ahí habría que darle una vueltita al final, pero al saber el título, el texto cobra otro valor.
Me recuerda a un ejercicio de taller de hace muchísimos años: http://sanchezclaudiabe.blogspot.com/2009/01/deseos.html

Saludos!

Maite dijo...

Gracias Claudia!! La verdad es que sí nació un poco como un ejercicio, ya sabes, buscando retos :-D Voy ahora mismo a leer el tuyo. Un abrazo.

Torcuato dijo...

Buen esfuerzo maite.
Un beso.

Maite dijo...

Torcuato: el esfuerzo ya ha sido recompensado gracias a vuestras lecturas. Un fuerte abrazo.

pablogonz dijo...

Gracias, Jesús. Me pregunto cómo firmó la novela pero eso es harina de otro costal.
Un gustazo venir por aquí, Maite.
PABLO GONZ

Maite dijo...

Ya ves, Pablo. El gran Jesus es un pozo de sabiduría. Habrá que echar un vistazo a Perec, a ver cómo experimentó él y par resolver el acertijo de su firma. Abrazos.

Sibreve dijo...

Muy bueno, me ha encantado, bien resuelto. Sólo una pequeña anotación. No sería el primero en escribir un texto prescindiendo de determinadas vocales a no ser que tu sabio cuente ya con unos cuantos años. Eso lo hizo Jardiel Poncela hace ya bastante tiempo. En Un marido sin vocación no usa la E y en El chófer nuevo no usa la A. No sé cual de ambas es más complicado.
Enhorabuena por el blog, tienes relatos fabulosos, como este mismo.
Saludos.

Sibreve dijo...

Por cierto, y perdona que duplique los comentarios, buscando El marido sin vocación para releerlo, pues lo tenía bastante olvidado, he encontrado que pertenecen a una serie de cinco relatos, cada uno de ellos escrito sin una de las vocales. Yo sólo conocía los del comentario anterior.
Saludos de nuevo.

Maite dijo...

Sibreve: lo primero de todo, darte la bienvenida al blog. Ya sabía que varios autores habían realizado este ejercicio, también Jesus Esnaola lo recuerda, y no quiero decir que esto no hubiera ocurrido antes ya que "mi sabio", es ficción y no pretende para nada ser un hecho fehaciente de su primicia. Aclarado esto, decirte que me resulta súper interesante el apunte que has hecho. Tengo que darte las gracias por tu aportación, sin duda alguna leeré esa serie de cinco relatos. Me parece un derroche de ingenio y de imaginación realizar esos textos, sobre todo teniendo en cuenta que la E, la A, y la O, son las tres letras más usadas en el idioma español (en ese mismo orden) según las estadísticas.
Un fuerte abrazo y gracias, de veras, por tu aporte.

Juan Vásquez dijo...

Uazz!! que gran ejercicio. Ya te envidio un poquito jej, eso me parece muy teso (difícil)de hacer.

Maite dijo...

JUAN VASQUEZ: bueno, es un ejercicio...vocal ;-) Pruébalo, seguro que te sale algo estuupendo. Un abrazo